Los empleados plantean una huelga

La crítica situación en la que se encuentran los empleados no deportivos del Recreativo no encuentra respuesta. El abandono en el que viven es absoluto y la falta de información real de los movimientos para buscar una solución a la entidad ha provocado que se hayan marcado como fecha límite el próximo viernes. En caso de no obtener respuestas satisfactorias, según anunció ayer la Cadena Cope, los trabajadores iniciarán una huelga indefinida.

Al personal de la entidad se le adeudan nueve meses de sus nóminas y la situación es dramática. Además, sienten que son la pata más débil en la actualidad recreativista. Por ello, ante la falta de respuestas y soluciones por parte de los dos principales accionistas del club, Gildoy España y el Ayuntamiento, los trabajadores decidieron ayer que el próximo viernes iniciarán una huelga indefinida como protesta.

La falta de información directa de los propietarios así como de los interesados en comprar el Recre genera un clima de mayor inestabilidad si cabe. Es esa falta de certezas lo que provoca una incertidumbre absoluta.

Los empleados sin embargo mantiene en pie a la entidad a pesar de los impagos. Desde el abandono de Pablo Comas son los que llevan la gestión directa del Recreativo. De ellos surgió la idea de poner entradas a un euro en los dos últimos encuentros del Decano, medida que propició una respuesta masiva de la afición onubense. En cambio, no reciben el mismo trato ni la misma información directa que tienen otras parcelas del club. Si no reciben información directa y concreta sobre los planes de futuro y sus puestos de trabajo iniciarán la anunciada huelga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios