fútbol copa del Rey

Una eliminatoria muy abierta

  • El Valencia remonta a un buen Alavés gracias a los goles de Guedes y Rodrigo

El Alavés celebra su gol, ayer. El Alavés celebra su gol, ayer.

El Alavés celebra su gol, ayer. / miguel a. polo / efe

El Valencia toma la delantera en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Alavés, tras remontar e imponerse por 2-1, en un gran partido del club vitoriano, que mereció un mejor botín pero que se vio penalizado por la expulsión de Diéguez en el tramo final del choque.

Salió mucho más vivo el Alavés ante un Valencia muy frío. A los dos minutos, una mala cesión de Montoya a su portero la aprovechó Sobrino, quien tras sortear al meta Jaume cruzó en exceso a puerta vacía. Cuando el Valencia aún no se había repuesto del susto un disparo de Hernán Pérez lo repelió con violencia el poste.

Al Valencia le faltó imprimir velocidad en los metros finales lo que facilitó las tareas defensivas del Alavés. Ante esta tesitura, con los delanteros Zaza y Vietto sin opciones de rematar, el conjunto local probó fortuna con disparos lejanos, pero ni Kondogbia ni Guedes pusieron en excesivos problemas a Sivera.

En la reanudación, el Valencia aumentó su dominio aunque seguía sin generar excesivo peligro, lo que motivó que Marcelino diera entrada a Rodrigo. La presencia del internacional español se notó de inmediato. Una buena acción suya habilitó a Vietto cuyo remate se topó con el cuerpo de Alexis cuando se cantaba el gol.

Una volea alta del hispano-brasileño, solo en el segundo palo, fue un nuevo aviso del Valencia. Cuando parecía que los locales estaban más cerca del gol, fue el Alavés el que vio puerta, en una jugada que parecía intrascendente, pero Rubén Sobrino se sacó un disparo desde 40 metros que se coló por la escuadra de Jaume.

El Valencia reaccionó de inmediato y empató apenas cinco minutos después con cierta fortuna, tras un centro-chut de Guedes, que se 'comió' el portero Sivera.

Se envalentonó el cuadro local y el partido se torció para el Alavés, cuando apenas cuatro minutos después de recibir el gol se quedaba con un hombre menos, tras la expulsión de Diéguez. El partido subió de revoluciones y un buen pase entre líneas de Santi Mina lo aprovechó Rodrigo en el pico del área pequeña para darle la vuelta al marcador en el m. 82.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios