El 2008 se convierte para el Madrid en un año negro

  • El equipo merengue ha perdido más de la mitad de sus partidos disputados en el presente año, lo que le ha dejado sin opciones en Europa y con la Liga complicada

El Real Madrid, que el domingo, cayó en el Santiago Bernabéu ante el 'resucitado' Valencia (2-3), lleva perdidos más de la mitad de los partidos que ha disputado en lo que va de año, ya que de los diecisiete encuentros jugados durante 2008 los merengues salieron derrotados en nueve.

El equipo blanco arrancó el año con una victoria en casa ante el Zaragoza (2-0) en un partido en que corrió suerte inversa a la de ayer. Esa tarde, la gran estrella fue el meta Iker Casillas, que evitó numerosas ocasiones de gol del equipo aragonés, que acabó cediéndole los tres puntos al Madrid.

Este último domingo, los pupilos de Bernd Schuster asediaron el marco del alemán Timo Hildebrand durante los últimos veinte minutos del encuentro -cuando el marcador señalaba empate a dos-, pero en una sensacional 'contra' al borde del final, Javier Arizmendi logró su primer gol en la Liga y el trío de unidades voló hacia Valencia.

Servido el debate entre románticos y 'resultadistas', lo cierto es que el Real Madrid no parece tan sólido en lo que va de año como en los últimos meses de 2007. El pasado domingo sufrió su segunda derrota liguera en casa, la séptima de un campeonato que sigue liderando, aunque ahora con cuatro y seis puntos de ventaja sobre el Barcelona y el Villarreal, que ganaron sus partidos y también aspiran a todo.

Considerada un fracaso una campaña sin títulos, los merengues deben aferrarse a la liga como a un clavo ardiendo, después de haber caído eliminados de la Copa del Rey, ante el Mallorca -con doble derrota: 2-1 en la isla y 0-1 en el Bernabéu-; y de la Liga de Campeones, en la que el Roma les venció, por idéntico resultado (2-1) en el Olímpico y en la capital española.

En la Liga, la primera derrota del año la sufrió el Madrid en su visita al recién ascendido Almería de Unai Emery, el segundo día de un mes de febrero para olvidar en las filas 'merengues'.

En el estadio Mediterráneo, encajó un 2-0 que 'limpió' siete días después al vapulear en casa al Valladolid (7-0), antes de caer en Sevilla ante el Real Betis (2-1) y perder en casa con el 'europeo' Getafe (0-1), el equipo más en alza de todo el balompié hispano.

Con la del domingo en el Bernabeu ante el Valencia -que jugará la final de Copa ante el citado Getafe, después de haber eliminado en la semifinal de esa competición, el pasado jueves, al Barcelona- y la de la jornada previa en La Coruña (1-0), donde no gana en liga desde 1991, el equipo con mejor historial del fútbol español sumó su novena derrota en los 17 partidos jugados en 2008.

El próximo domingo recibirá al Sevilla. Y después visitarán el Bernabéu -por este orden- Murcia, Athletic de Bilbao, Barcelona y el Levante, que cerrará el torneo la jornada del 18 de mayo. Los cuatro partidos que le quedan fuera al Real Madrid son los de Mallorca, Santander, Pamplona (Osasuna) y Zaragoza.

Figura de primera fila en la historia del fútbol mundial, su enorme talento le ha permitido a Schuster no tener que negociar jamás su propia personalidad. De espíritu independiente, al alemán no le faltan, por ese preciso motivo, detractores. Que es de suponer que le seguirán esperando, por si finalmente el equipo no se hiciese con el título.

Pero agarrándose a la poca científica probabilidad de que se repitieran los resultados de la primera vuelta, el Real Madrid no tendría problemas: ganó todos los partidos, a excepción de uno, precisamente el del Sánchez Pizjuán, donde el Sevilla le venció por 2-0. Así que ni se debería molestar en calcular lo que hicieron el resto. Es de suponer, sin embargo, que ni en Barcelona ni en Villarreal se estén echando este tipo de cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios