El cese le sienta bien

  • Sinama Pongolle, cuya relación con Víctor no era buena, no se corta a la hora de alabar el cambio de entrenador · La plantilla espera que el cambio de filosofía permita sacar más rendimiento al grupo

Comentarios 6

Las malas relaciones entre Víctor Muñoz y Sinama Pongolle eran un secreto a voces mal disimulado que el francés se ha encargado de airear a la primera ocasión que se le ha presentado. Si hay un futbolista que ha visto con ojos la destitución del entrenador aragonés ése ha sido el galo, para quien "la forma de jugar que teníamos no nos beneficiaba a la plantilla. Ahora seguro que todos podremos aportar más".

Sorprende la rotundidad de sus palabras en un mundo acostumbrado al tópico socorrido. El delantero centro albiazul confía en "la nueva idea totalmente distinta. Me gusta su forma de jugar, de atacar, de defender. Creo que es más acertada. Tendremos que esperar un poco para ver cómo funciona, pero el sistema que vamos a utilizar es más lógico y beneficioso para nosotros. Pasaremos de un 4-4-1-1 a un 4-4-2 y los delanteros no estaremos tan solos arriba".

Sinama le echa en cara al técnico destituido que le obligase "a hacer tantos kilómetros. Tengo mi forma de jugar y lejos del área no puedo aportar lo mismo que dentro. En las bandas no hacía daño. Era un problema para mí y para el equipo. La gente de arriba somos los que más nos vamos a beneficiar".

Con el cambio en el banquillo garantiza "la salvación". Ningún jugador de la plantilla tiene "dudas de que nos vamos a salvar. Nuestra fuerza es el colectivo y ahora seguro que todos nos sentiremos más a gusto para luchar por conseguir el objetivo".

Sinama hace suyo el mensaje que dicen haber recibido de Manolo Zambrano en sus primeros días como entrenador. "Trabajo, ambición y unidad son las tres palabras clave que quiere que tengamos todos presente y pienso que es un planteamiento muy acertado por parte del nuevo técnico. Es un hombre de la casa que llega con tranquilidad, sin presión y con mucha ilusión. Estamos identificados con él", asegura un Sinama que no puede ocultar la satisfacción que le ha producido el relevo en el banquillo.

Menos expresivo se mostró Jesús Vázquez, quien prefirió "reservarme la opinión" sobre la destitución, a pesar de lo cual añadió: "Las culpas son para todos. Lógicamente la destitución de un entrenador siempre es la primera medida, pero debemos analizar entre todos qué ha sucedido".

A pesar de la autocrítica, confía en que la tónica "cambie" con el relevo en el banquillo y para ello nada mejor que "una victoria rápida porque así asimilaremos mejor los nuevos conceptos. Es algo diferente a los que habíamos tenido hasta ahora y espero que nos adaptemos bien y el equipo coja rápida la idea que quiere".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios