Cuatro centésimas malditas

  • La joven Mireia Belmonte, de sólo 17 años, se exhibe en las semifinales de 200 estilos y Rivera se queda a cuatro centésimas del bronce en los 800 libre

La jovencísima Mireia Belmonte, de sólo 17 años, protagonizó una de las grandes sensaciones de la tercera jornada de natación de los Europeos de Eindhoven después de clasificarse para la final de los 200 estilos con la mejor marca de todas las participantes, que suponía además récord nacional y mínima olímpica.

Belmonte, que ganó con tanta suficiencia que obtuvo dos segundos de diferencia sobre la segunda clasificada, paró el crono en 2:11.67 y avisó de sus posibilidades para la final, quedándose a ocho centésimas del récord de los campeonatos. Una demostración de poderío de la española en el Centro Acuático de Eindhoven que comprobó igualmente las posibilidades de Marcos Rivera en los 800 libre. Tan sólo cuatro centésimas le separaron de la medalla de bronce. Una cuarta plaza, con récord de España incluido (7:54.41), en una final histórica porque había dos españoles tras la inclusión de Ignacio Fernández por descalificación de Hreniak.

Rivera fue remontando, pero no pudo alcanzar el bronce con sus 7:54.41, por los 7.54.37 del rumano Dragos Coman. Fernández fue octavo.

Además Sergio García se clasificó para la final de los 200 braza, consiguiendo la mínima olímpica (2:13.03), superando los 2:13.26 en los que estaba fijada, mientras que Melquíades Álvarez fue 14º y por tanto fuera de la lucha por las medallas.

Además, Nina Zhivanevskaya logró con suficiencia su pase a la final de los 100 espalda con un nuevo récord nacional, superando el que había conseguido en la jornada matinal durante las preliminares. Zhivanevskaya nadó por la mañana en 1:00.72, rebajó su tiempo hasta 1:00.52, presentando su candidatura a medalla aunque la de oro prácticamente tenga nombre, el de la francesa Laure Manaudou, que consiguió el récord continental en su serie con 59.50.

La otra española en liza, Mercedes Peris, se quedó a escasas centésimas de la final con el noveno mejor tiempo (1:02.47). Y en los 50 espalda masculino Aschwin Wildeboer se clasificó para la final con el octavo mejor registro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios