La calidad se impuso al infortunio local

El Villarreal impuso su gran calidad al infortunio que persigue al Levante durante la presente Liga, ya que el conjunto local fue superior durante la mayor parte del partido, pero el equipo visitante logró la victoria al materializar prácticamente sus dos únicas llegadas.

Los primeros instantes del encuentro fueron los de mayor dominio local. En el minuto 11 Pedro León disparo desde unos veinticinco metros y el balón se estrelló en el palo, y sólo unos segundos después volvió a desperdiciar una buena ocasión al pegar mordido un balón dentro del área pequeña.

En el minuto 25 Gonzalo remató de cabeza por encima del larguero y prácticamente en la siguiente acción de ataque llegó el gol. Fue obra de Matías Fernández de disparo lejano, aunque el chileno debe estar agradecido a la defensa local, que le permitió primero controlar la pelota a placer y luego rematar.

El Levante dominó y fue a por el empate desde ese momento, aunque tardaría en llegar, hasta que un cabezazo de Miguel Ángel ponía en el 65 el empate.

Pudo adelantarse el Levante en sus siguientes ocasiones, pero la fortuna torció de nuevo el gesto al cuadro valenciano y, sin embargo, sonrió al Villarreal, pues en la única llegada a puerta de todo el segundo periodo logró el gol de la victoria gracias a una buena acción de Cazorla, que asistió a Guille Franco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios