Lo que bien empieza... acabó fatal

  • Los azulgranas, que firman un magnífico inicio de encuentro en el Nokia Arena, se vienen abajo con el paso de los minutos y el Maccabi acaba cerrando su clasificación para la Final a Cuatro de Madrid

El Barcelona no pudo completar su clasificación para la Final a Cuatro de Madrid y cayó derrotado en el Nokia Arena frente al Maccabi por un claro 88-75, en un encuentro que comenzó de cara pero terminó sentenciado tras la expulsión de Basile. Los discípulos de Xavi Pascual comenzaron haciendo daño en la pintura local. Por primera vez en la eliminatoria, los pívots azulgranas se mostraron superiores a los israelíes, pero tan pronto como despertó el Maccabi, acabó el sueño del Barcelona. El equipo barcelonista fue de más a menos. Comenzó a diluirse en cuanto los de Sherf subieron la presión en defensa y acabó hundido con la expulsión tras tángana de Gianluca Basile. El acierto desde la línea de 6.25 (donde destacó Bluthenthal) hizo el resto para enterrar las aspiraciones blaugranas.

El Barcelona comenzó el encuentro con las mejores sensaciones posibles. A la buena actuación de Lakovic se unió la brega de los jugadores interiores, que por primera vez en la serie le ganaron la partida a los pívots del equipo israelí. Sin embargo, la situación no tardaría en revertirse. Los hombres de Sherf subieron líneas en defensa y complicaron las vías de anotación azulgrana. La remontada culminó con el comienzo del segundo cuarto, donde el mayor acierto israelí desde el perímetro fue determinante.

La escuadra macabea demostró haber aprendido de los errores cometidos al inicio del encuentro, y no tardó en blindar la zona a las incursiones barcelonistas. Negada la pintura, los de Xavi Pascual se vieron obligados a buscar sus oportunidades en el juego exterior, donde la presión rival hizo estragos. La buena actitud del Maccabi, junto con las dudas en la dirección de juego del FC Barcelona, empezaron a marcar las diferencias entre ambos conjuntos, permitiendo al conjunto de casa marcharse al descanso con una renta de 9 puntos.

Al regreso del túnel de vestuarios, el equipo catalán recuperó las claves que le permitieron empezar con fuerza el encuentro. La agresividad de Roger Grimau en las penetraciones y la buena actuación de Vázquez protagonizaron un parcial de 7-0 que permitió confiar en la remontada.

La reacción israelí no se hizo esperar, y pronto volvieron a recuperar su sitio en el partido, pero el factor que terminó por decantar la balanza del lado macabeo fue la expulsión de Gianluca Basile. La excesiva dureza en defensa de Sharp provocó la ira del italiano, que se revolvió para agredir a su par desde el suelo. El escolta transalpino fue expulsado de manera fulminante, mientras que el jugador norteamericano tan sólo fue castigado con técnica. Los barcelonistas, que ya habían ido de más a menos durante el partido, se desmoronaron definitivamente y el Maccabi no perdonó. Bluthenthal primero y un espectacular Bynum después cerraron la victoria del Maccabi. De esta forma, los israelíes consiguen su billete para la Final a Cuatro, donde se verá las caras con el CSKA, Montepaschi y Tau Vitoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios