recreativo

2007, un año de Primera

  • Nunca antes en sus 118 años de historia el Recreativo había permanecido en la Liga de las Estrellas un año completo

Comentarios 3

2007 llega a su fin y con él un año mágico e histórico para el más veterano del fútbol español. El motivo tiene su peso. Y es que 2007 pasará a formar parte de las páginas de oro de la historia del Recreativo, quizás, la más brillante por ser el único en el que el equipo onubense ha permanecido en Primera de principio a fin. Nunca antes, en sus 118 años de vida, el Decano del fútbol español había disfrutado de manera ininterrumpida en la máxima categoría del fútbol español un año completo.

Sí ha podido comerse las uvas en Primera en el 79 y en el 2003, años posteriores a sus dos ascensos, pero a mitad del año, la continuidad en la Liga de las Estrellas se desvanecía y el equipo retornaba a Segunda. Pero a la tercera fue la vencida y en 2007 el equipo plantó cara al descenso y ahora puede de nuevo escuchar las campanadas con sones de Primera tal y como lo hizo al comienzo de este año.

Entonces, en enero de 2007, el Recreativo generaba ilusión a mares. Con 25 puntos en su haber, era séptimo en la tabla clasificatoria, un lugar por debajo de los que dan derecho a jugar la Copa de la UEFA. La euforia era la tónica predominante en la plantilla, el cuerpo técnico, el club y los seguidores albiazules, que no daban crédito a lo que estaba ocurriendo. Se trataba de un recién ascendido del que se decía era el equipo 'revelación' de la categoría. Gustaba por su personalidad en el campo, por su juego atrevido, por su capacidad para plantar cara a cualquier rival. El Nuevo Colombino se convirtió en su gran aliado ya que fue en dicho escenario donde logró sus mejores resultados. En lo que compete a 2007, cinco de los 11 partidos disputados en casa fueron victoria, tres terminaron en empate y sólo tres en derrota. Las estadísitcas de sus visitas fueron menos favorables ya que sólo ganó 2 de sus 11 encuentros, llegó a las tablas en cinco y perdió en cuatro ocasiones. En base a estos resultados, el puesto 9º fue el más bajo que ocupó desde enero a junio, también fue séptimo y octavo, rondando siempre los puestos de UEFA. De no ser por el desplome del último tramo liguero, en el que sumó sólo 5 de los 21 puntos en juego, el conjunto onubense habría conseguido un puesto europeo. Terminó 8º con 54 puntos.

Ese fue el Recreativo capitaneado por Marcelino García Toral, técnico que ha dado a la afición decana dos temporadas de ensueño logrando primero el ascenso y a continuación la permanencia en la Liga de las Estrellas. Por eso, el técnico asturiano es uno de los artífices de que el 2007 del Recre se 'tiñera' de Primera. Tras decidir no continuar al frente, las riendas del Recreativo las tomó Víctor Muñoz. No ha sido tarea fácil para él poner el punto y seguido a la labor de Marcelino ya que el entorno recreativista estaba impregnado por una espectacular temporada en Primera de la que era difícil desprenderse.

No obstante, Víctor asumió el reto pero el 'testigo' que le dejó Marcelino cambió y mucho. El plantel albiazul se reestructuró en su mayoría a raíz de la 'estampida' de la mayor parte del plantel. El trabajo ha sido árduo para él e, incluso, ha visto peligrar su continuidad al frente del Decano.

El Recre empezó la Liga con dos empates, el primero, en casa con el Betis, y fuera ante el Getafe. Después perdió de manera abultada en el Sánchez Pizjuán y, a continuación, llegó su primera victoria, la primera ante el Espanyol y la segunda consecutiva ante el Dépor. Las siguiente ocho jornadas se convirtieron en la peor de las pesadillas del Decano ya que de seis partidos, empató uno y perdió cinco, y no anotó ni un solo gol.

Le costó salir de ese hoyo y fue Carlos Martins el que le ayudó con un gol ante el Osasuna. Después, varapalo lógico en Barcelona (3-0) pero ya no había más tiempo para la agonía. En las restantes cuatro jornadas el Recre parece haberle tomado el pulso a la competición a base de partidos bien trabajados. De ahí sus dos victorias (ante Zaragoza y Levante) y sus dos empates (Atlético y Villarreal).

Al final de 2007, Víctor ha llevado al equipo hasta una 13ª posición, con 20 puntos, por encima de los puestos de descenso que antes llegó a ocupar.

Por todo ello y por el legado dejado por Marcelino, 2007 pasará a ser recordado con mucho orgullo por todo el recreativismo.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios