La afición vuelve a iluminar al Decano

  • El apoyo de los 21.500 recreativistas presentes en el Nuevo Colombino, clave en la nueva victoria albiazul. La manifestación convocada por el Trust exige una solución para el Recre.

Los recreativistas fueron, una jornada más, la luz del Decano. El aliento de la afición no faltó en el choque del Recreativo frente al Marbella, con un Nuevo Colombino lleno hasta la bandera. El apoyo de las 21.500 personas que se encontraban en la grada del estadio onubense hizo efecto en unos inspirados jugadores que lograron darle al recreativismo la alegría de la victoria por tercera semana consecutiva.

Tras el histórico triunfo del Recre gestado hace quince días y en el que los aficionados desempeñaron un importante papel, estos volvieron a demostrar su compromiso con el Decano. Las taquillas del Nuevo Colombino colgaron el cartel de "entradas agotadas" en apenas cinco horas desde que se pusieran a la venta. Ya desde el miércoles se sabía que la entrega de la afición no era fiebre repentina de un día.

La jornada comenzó teñida de protesta en los prolegómenos del encuentro. Centenares de recreativistas se agolparon en los aledaños del Nuevo Colombino convocados por el Trust de Aficionados del Recreativo para pedir una solución a los problemas del Decano. En la concentración se exigió"la dimisión inmediata de Pablo Comas, José Luis Martín, Antonio Martín y Jesús Martín" puesto que "han abandonado la gestión del club dejándola en manos de los empleados". Uno de los directivos del Trust, Narciso Rojas, explicó a los asistentes la difícil lucha que están llevando a cabo los empleados y ex empleados del club "han puesto en riesgo el pan de su familia, su trabajo, por pelear por una causa justa como es la salvación del Decano". Una de los ex empleados del Recreativo, Nardy Lafuente, agradeció durante la protesta que "desde que el Consejo de Administración tomó la decisión de que abandonásemos el club aquel 5 de octubre, no hemos dejado de recibir muestras de cariño", y pidió a la afición que "sigáis en la lucha por esta causa y apoyando a lo que están dentro".

Los gritos de "Comas vete ya" se repitieron tanto fuera como dentro del estadio, a lo largo los 90 minutos de partido. Además de las reivindicaciones y las protestas no faltó el apoyo a losjugadores y el ambiente festivo, sobre todo en la segunda parte, en la que los goles de Rubén Mesa y Miguelito llenaron de esperanza a una afición que afirmando que "¡Sí se puede!", veían más cerca la permanencia del Decano.

Con el pitido final, el estadio arropó a unos jugadores que celebraban un nuevo triunfo. La recremanía ha vuelto para quedarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios