Zarpazo del Valdelamusa a un Olont sin pegada

  • Los mineros derrocharon empuje y fueron justos vencedores

El Valdelamusa fue justo vencedor de un partido en el que derrochó empuje y codicia para maniatar al Olont, oponente que no tuvo claridad de ideas y al que de medio campo para arriba se le hizo de noche. Sin pegada es difícil resolver un encuentro, y ayer el Olont no encontró el guión que le permitiera acercarse al portal defendido por José.

El primer periodo discurrió sin un dominador claro y bajo la tónica de un juego un tanto deslabazado y carente de sentido por parte del Olont. Esto facilitó bastante las cosas a un adversario fuerte atrás y que supo jugar la baza del contragolpe para llegar con más claridad al marco contrario.

El tiempo pasaba sin pena ni gloria, ya que mientras los propietarios del terreno no encontraban argumentos al menos para asustar al meta, los visitantes aumentaban la confianza en sus posibilidades de dar primero. Ocasiones tuvieron para ello, pues poco después de cumplirse el primer cuarto de hora, dispusieron de una buena oportunidad para adelantarse. Fue a la salida de un corner que remató Esdra y cuando el balón entraba Maxi, en la misma línea de gol, lo sacó.

En el minuto 35 nuevamente se cernió el peligro sobre la portería olontense, aunque esta vez fue el guardameta Adrián I el que detuvio el remate cercano de Alexis.

Pintaba mal para un Olont falto de recurso, sin mordiente en el ataque e incapaz de zafarse de la presión y vigilancia a que le sometió un rival que cumplió con creces su propósito de irse al descanso con la portería a cero.

Tras el descanso el decorado siguió siendo el mismo, aunque el juego se avivó algo más sin que ello incidiera para paliar el aburrimiento de los seguidores del equipo de casa.

El Valdelamusa seguía fiel a sus consignas de pelear en todos los terrenos, encontrando la recompensa a su mejor hacer con el 0-1, obra de Esdra al aprovechar un rechace defensivo tras una jugada en la que los locales reclamaron manos.

Con el marcador a su favor el equipo forastero supo llevar el partido al terreno que más le convenía. Jugar sin prisa y reforzar aún más las labores defensivas hasta que se le presentase una nueva oportunidad. Esta le llegó siete minutos más tarde, pero el disparo de Juani, tras pegar en un defensor, lamió el travesaño.

El Olont no daba crédito a lo que estaba pasando, y veía con asombro como sus intentos de penetración se diluían una y otra vez hasta que en el minuto 81, Tomás, después de ganar la espalda a la defensa, disparó duro para que el portero rechara un balón que él mismo recogió para remitirlo al fondo del marco y colocar el 0-2 en el marcador.

Este tanto espoleó al cuadro local, pero el tiempo no le dio más que para disponer de una oportunidad en el minuto 84 con un tiro de Adrián II que se fuera por poco, y para acortar distancias con un tanto de José Clemente, al empujar a la red un rechace del poste a un potente tiro de Cata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios