Westwood golpea fuerte en Marbella

  • El inglés recupera el liderato y se perfila como gran favorito para revalidar el título

El inglés Lee Westwood, el segundo golfista de su país más prolífico en cuanto a victorias en el circuito europeo (dieciocho), va camino de reeditar el triunfo en el Open de Andalucía que se disputa en el campo de Aloha (Marbella), al encaramarse nuevamente al liderato del torneo a falta de una vuelta.

Westwood puso fin el año pasado en Aloha a cuatro largos años sin ganar torneo alguno. Con ese mismo punto de afinación, el inglés comenzó el torneo al frente y retomó ayer el mando tras un espectacular arranque de cinco birdies consecutivos, desde el hoyo 1 al 5, y seis abajo en el ecuador. Su tarjeta final con 66 golpes (6 abajo) le devolvió el liderazgo.

A falta de un golfista español con opciones al título, la organización del torneo se complace en que Westwood repita triunfo.

El inglés es el mejor en la lista mundial de cuantos compiten en el Open andaluz (vigésimo) y es un golfista que viene bien para proyectar la imagen de Andalucía en el Reino Unido, que es un objetivo prioritario de la estrategia turística de la Costa del Sol.

"Siempre me gusta defender los torneos que gano. La decisión de no jugar en Houston y venir a Marbella está demostrando al cien por cien que era la correcta", declaró el líder del torneo.

Westwood, pese a que trabaja retoques en su swing, es feliz en Marbella. Incluso, cuanto más sopla el viento, como el primer día y ayer mismo, el inglés se luce y frena los planes de hombres con ganas de triunfo como los que le siguen a un golpe: sus compatriotas Oliver Fisher y David Lynn, y el francés Thomas Levet.

No obstante, la satisfacción por la referencia de Westwood para exportar el sol andaluz, la cruz de la moneda para los organizadores es que el golf español se quedó sin opciones al título.

Con Miguel Ángel Jiménez ayer ramplón, como él mismo definió su juego, y José María Olazábal despertando de su larga lesión, el resto de golfistas fueron sombras en la intensa luz marbellí.

Jiménez, a la sazón organizador del torneo, es el mejor hispano desde el puesto decimotercero, pero a seis golpes y sin opciones de levantar su trofeo.

La buena noticia emanó del entorno de Olazábal, cuyos movimientos aseguran su presencia en el Masters de Augusta que se jugará dentro de dos semanas.

Olazábal firmó 71 golpes y dijo después que notó "menos molestias" lumbares que la víspera.

A pesar de que Olazábal esperará a la jornada final en Aloha para comunicar su decisión, lo más significativo es que ha ordenado a su nuevo caddie inglés, Martin Gray, que estuvo con Seve Ballesteros durante una época, que compre los billetes de avión tanto para Houston como para Augusta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios