Vulnerable sí, más fácil no

  • Ambicioso Zambrano ve a su rival de esta noche mucho más irregular que en otras temporadas, pero no por ello se fía Tranquilo Rijkaard apuesta por dosificar a algunas de sus estrellas

La ambición no está reñida con el respeto. Manolo Zambrano sabe que este Barcelona es menos fiable que el otras ocasiones, es "más vulnerable", pero no por ello se va a encontrar con un rival "más fácil". El técnico onubense sabe que los azulgranas están obligados a ganar, si no quieren despedirse de sus posibilidades de pelear por el título liguero con el Real Madrid y Villarreal y pretende sacar provecho de los males de su oponente.

Un rival que a pesar de no terminar de enderezar su rumbo no por ello deja de ser temible porque "si no va primero un equipo como el Barcelona, eso quiere decir que todo no funciona a las mil maravillas, y es normal que sean más vulnerables. Pero eso no quiere decir, ni mucho menos, que sea más fácil", recalcó.

Mientras el objetivo de Zambrano es mentalizar a sus hombres para que crean en la posibilidad de la proeza frente al Barcelona, su colega azulgrana demasiado tiene con apagar los fuegos que saltan a su paso. No quiso terciar en las polémicas que rodean a su equipo en las últimas semanas y dijo que no le gusta "quejarse de lo que pasa fuera", en relación a las protestas del público y al malestar que expresó la semana pasada el presidente Joan Laporta ante los peñistas aludiendo al trato que recibe de los medios informativos, sino que se centra en mejorar el rendimiento del equipo y en que transmita buenas sensaciones y gane partidos.

Sale en defensa de los suyos ante las críticas para recordar que "el equipo está luchando y todavía tenemos muchas posibilidades de conseguir algo importante", declaró antes de viajar a Huelva el técnico holandés, que también manifestó que "no hay que dudar" de su equipo. Tras haber logrado el pase a las semifinales de la Liga de Campeones, Rijkaard también aseguró que el ambiente es "estupendo" en el vestuario y que "la única lástima" es que cuenta con bajas de varios jugadores por lesiones.

La buena noticia es que recupera a Messi, que llevaba cinco semanas de baja por una rotura muscular y cuya presencia es la principal novedad de la convocatoria para el partido ante el Recreativo. El entrenador barcelonista prevé darle minutos, con vistas a la semifinal europea ante el Manchester United, pero descarta que sea titular en Huelva, porque sólo se ha entrenado "tres o cuatro veces" con el equipo y había sufrido "una lesión grave".

Rijkaard recordó el historial de lesiones musculares y recaídas de Messi y explicó que no le parece "lógico dejarle jugar 90 minutos inmediatamente". "Mi único deseo es que pueda aguantar y trabajar para que no se lesione en uno, dos o tres años en su vida. Por eso, el jugador también tiene otro partido después de cada partido: cuidar su cuerpo y hacer un trabajo de prevención. Ojalá podamos disfrutar muchísimos años más", comentó.

La clave para ser competitivos frente a un oponente como el azulgrana es clara. Zambrano toma como referente el encuentro de hace varias jornadas frente al Real Madrid. Sabe que para tener opciones de sumar algo positivo deben realizar un partido como el que disputaron con los blancos "o incluso superior porque aquel, a pesar de las circunstancias que se dieron, no nos permitieron llevarnos los tres puntos que es de lo que se trataba. Contra equipos grandes hay que ser muy superiores porque si el partido es igualado siempre se acaba decantando para ellos, como le pasó al Getafe frente al Bayern de Munich en la Copa de la UEFA".

Zambrano dispuso ayer una doble sesión de entrenamiento, matinal y vespertina, para recuperar así el tiempo de trabajo perdido, a la largo de la semana, por la fuerte lluvia caída sobre Huelva.

Para el partido en Huelva, el Barcelona contará con las bajas de los delanteros Bojan Krkic y Thierry Henry y del centrocampista Andrés Iniesta, debido a diferentes problemas físicos que sufrieron el pasado miércoles en el partido ante el Schalke. De Bojan, al que sustituyó en el segundo tiempo y ello provocó la protesta del público contra la decisión del entrenador, apuntó que no quiere "quemar" al joven delantero, con el que se mostró encantado.

Rijkaard no quiso referirse esta vez a las quejas del público y consideró que no contar con el ariete catalán, debido a una sobrecarga muscular, "es una lástima porque Bojan está aportando mucho y se está mostrando como un grande, como un jugador importante". "Es joven, está jugando muchos partidos y ya lleva todo el peso del equipo a la espalda, aunque afortunadamente no es nada grave y espero que se recupere lo antes posible".

A su juicio, Bojan está actuando "casi como un veterano, pero con su rapidez y su talento". El preparador holandés entiende que su salto al primer equipo esta temporada, a los 17 años, le ha hecho aumentar el nivel, el ritmo y la intensidad en los entrenamientos, "y es normal que haya que prestarle atención, porque es muy fácil quemar a un jugador", y aclaró que el jugador ha entendido perfectamente que le beneficia tener descanso.

En Huelva, tampoco estará Henry, debido a un golpe en el tendón de Aquiles que recibió en el partido ante los alemanes, en el que el francés recibió algunos silbidos del público. Después del encuentro, Henry se defendió de las críticas asegurando que nunca había corrido tanto en su carrera como ahora en el Barcelona y aludió a su posición en la banda izquierda asegurando que, si sigue en esta demarcación, "este es el Henry que vais a ver".

Rijkaard aseguró que "sus mejores partidos han sido partiendo desde la izquierda, donde ha tenido rendimiento y ha dado asistencias, porque además es un jugador generoso", y también explicó que nunca pretende "limitar" a un jugador en una posición. Por último, señaló que, como ha hecho Henry en algunos partidos, "los grandes jugadores también tienen que tener la inteligencia de cambiar de posición porque de esa manera se sorprende al rival".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios