Volvió sin premio la Olímpica

Comentarios 0

El Tesorillo no falló ayer ante la Olímpica Valverdeña, un rival directo y que llegaba a San Martín con una sola derrota este año. El equipo local tuvo más la pelota desde un principio ante un replegado rival, que evitaba con mucha presión en su propio campo las llegadas del contrario.

Los onubenses buscaban con balones largos a sus delanteros para aprovechar segundas jugadas, a lo que los de Diego Sánchez Yiyi respondieron echando el balón al cespéd para intentar jugadas más elaboradas, ya que la batalla de los balones aéreos era para los fóraneos, más contundentes y altos.

Mediante una de esas jugadas, Sotelo llegó hasta el área verdiblanca donde cayó derribado. El árbitro no dudó en señalar la pena máxima. Él mismo la transformó en gol.

Los tesorilleros habían conseguido lo más difícil: abrir la lata de uno de los conjuntos que menos goles encaja.

A partir de ahí el choque se volvió más disputado, el equipo que iba por detrás en el marcador aumentó la presión e intentó venirse arriba. Pero no se volvió loco a la hora de atacar y su mayor preocupación siguió siendo defensiva.

La mejores ocasiones fueron de los locales, pero el partido seguía con un resultado ajustado y preocupante.

En la segunda mitad, el Tesorillo pudo ampliar su ventaja con un tiro al palo y varias ocasiones claras. Sin embargo el siguiente movimiento del marcador tuvo que esperar hasta el minuto 70. El Tesorillo tocaba en el centro y un servicio largo al desmarque de Lata lo situó frente a frente al portero, al que le ganó la partida con un regate para después mandar el balón a la red y anotar el 2-0 que le volvió a permitir sumar de tres en tres, después de sus últimos tropiezos.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios