El Villablanca, dormido ante una cita importante

  • Sufrió la primera derrota de la temporada en su casa al caer por un abultado marcador ante un rival directo, el Iliplense

El Villablanca jugó ayer 'dormido' ante un rival directo como el Iliplense, en uno de los encuentros más importantes de esta campaña, aunque la temporada se había perdido partidos atrás para el conjunto andevaleño.

El choque de ayer podía servir a los locales para alejar al Iliplense de la lucha por el ascenso, pero al final los de Niebla demostraron que la quieren igual o más que los locales, que sumaron ayer su primera derrota de la temporada en casa. El conjunto de Niebla, muy efectivo, se llevó los tres puntos que le permiten seguir en la lucha por la deseada cuarta plaza.

El partido fue del Iliplense desde el primer minuto, y eso se reflejó en el marcador con un gol tempranero, donde después de múltiples rechaces el balón acabó en el fondo de la portería defendida por Cuchillo.

El transcurso de la primera parte no traería ninguna sorpresa a excepción de una gran falta tirada por Javi que Jonathan la despejó de forma espectacular.

Poco después, en el minuto 41 y con el Villablanca volcado en busca del empate, llegaría el segundo tanto del Iliplense, obra de José, que finaliza una gran jugada del equipo con un fenomenal gol.

En la segunda parte más de lo mismo, control del Iliplense que en el 48' lograría otro tanto, poniendo el 0-3 en el marcador por medio de Diego.

En el 61' Víctor Polo realiza un gran remate ante un chut defectuoso de Gonzalo y recorta distancias (1-3), dando esperanza a los aficionados, que en el 71' se desvanecerían ante el cuarto gol del Iliplense, cuando Luis realiza una gran jugada individual recogiendo un balón en el centro del campo, regateando al defensor y colocando el esférico al fondo de la portería de forma espectacular.

Con el partido controlado, el Iliplense se dedicó a defender y el Villablanca se lanzó al ataque de forma desesperada, consiguiendo en el 74' el 2-4 gracias a Gonzalo, quien finaliza una jugada en la que Jonathan realiza una gran parada a cabezazo de Cano.

Cuando parecía todo terminado y con la esperanza de que el Villablanca pudiera recortar más la distancia, un fallo del portero local, Cuchillo, provoca un autogol de Minero que supuso el 2-5.

Así finalizaría un partido para olvidar del Villablanca, que dice adiós a las pocas posibilidades que tenía de jugar la liguilla, algo que tendrá que intentar la próxima temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios