Recreativo

Víctima de sus resultados

  • El consejo de administración decidió a primera hora de la tarde su destitución como entrenador · El primer sorprendido fue el técnico, que dirigió minutos antes de la comunicación su última sesión

Comentarios 9

La paciencia se terminó para el consejo de administración del Decano. Los resultados pesaron demasiado en la balanza de los rectores recreativistas que en torno a las 14.10 horas de ayer lunes notificaron a Víctor Muñoz su despido como entrenador del Recreativo de Huelva. Su sustituto hasta final de la temporada será un hombre de la casa: Manolo Zambrano, hasta ayer mismo técnico del filial. La noticia cogió a todos por sorpresa, incluidos sus protagonistas.

La derrota frente al Sevilla hizo mucho daño. El margen de confianza con el que contaba el maño era reducido antes del encuentro. Tras caer, todas las quinielas lo situaban fuera del Decano. Sin embargo, la primera reacción en caliente fue cautelosa. Los dirigentes albiazules no quisieron tomar decisiones de forma precipitada y optaron por esperar para analizar la situación. Reunidos durante toda la mañana de ayer los consejeros y los técnicos del club, tomaron la decisión de destituir al preparador del conjunto onubense para buscar un revulsivo que reactivase una plantilla en estado depresivo.

A diferencia de lo que sucedió en noviembre, cuando la ausencia de acuerdo interno impidió, entre otros factores como la falta de liquidez para pagar su finiquito, su marcha, en esta ocasión el acuerdo fue total. La salida de Víctor Muñoz se tomó por unanimidad, al entender que era la única fórmula para dar un giro a una situación peligrosa.

Ya tras caer frente al Athletic de Bilbao en la primera vuelta se enfrentó de forma pública al consejero delegado en un cruce de declaraciones que estuvo cerca de costarle el cargo. Gozaba entonces de apoyos dentro del club que apostaron por su continuidad. Los ha ido perdiendo con el paso de las jornadas. Su crédito era ya mínimo. Con el Recreativo en puestos de descenso a Segunda y frente a un oponente de la trascendencia del Sevilla, nadie iba a defender su continuidad en caso de producirse una derrota. La política albiazul fue la de la calma y el sosiego tras el choque, para actuar con contundencia una vez vistos los pros y los contras de la decisión que se iba a tomar a continuación.

Su relevo en el cargo lo tomará un hombre de la casa como es Manolo Zambrano. El onubense se convertirá en el primer técnico de Huelva que dirige al Recreativo en la máxima categoría y el primero que lo hace con cualquier conjunto. Supone un reto enorme y una apuesta arriesgada por parte de la entidad, pues debutará en Primera. El salto de Primera Andaluza, donde ha realizado una gran labor en el filial recreativista, al Olímpico de Barcelona donde debutará es enorme. A su favor está la entrega y el compromiso total con una causa que siente suya, pues tanto como jugador y como preparador ha sido parte importante del club.

Víctor conoció la noticia después del entrenamiento matinal. Como cada lunes desde que comenzó el campeonato, los futbolistas se ejercitaron por la mañana en la Ciudad Deportiva para posteriormente disfrutar de una jornada de descanso. Fue llamado a las oficinas de la entidad por los dirigentes que allí le comunicaron la decisión de prescindir de sus servicios y de todo su equipo de trabajo.

Todo se produjo con enorme rapidez. Durante el día se produjo la reunión en la que se tomó la trascendental decisión. A las 14.10 horas aproximadamente se optó por la destitución, unos minutos después se le comunicó al entrenador e instantes después se comunicó a los medios de comunicación.

En la reunión que mantuvieron Víctor Muñoz aseguró a los dirigentes onubenses que se encontraba capacitado para sacar adelante el proyecto. No lo entendieron así los miembros de la comisión deportiva albiazul, que actuaron en consecuencia con la decisión tomada y ejecutaron la destitución del sexto entrenador de Primera División de la temporada. El tiempo dirá si el cambio es la decisión más acertada para el bien del Recreativo, que aún tiene muchas jornadas por delante para lograr la salvación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios