Valioso punto para el Cartaya

  • El cuadro costero sacó un empate de su complicado enfrentamiento con el Puerto Real, tercer clasificado, que igualó la ventaja con que contaban los locales desde el comienzo de la segunda mitad

El Cartaya sumó un punto muy valioso para alcanzar su objetivo de la permanencia, ante un rival de la zona noble de la clasificación, el Puerto Real, que ayer no demostró sus méritos para ocupar la tercera plaza del Grupo X.

El partido fue para olvidar. Tedioso en la primera mitad, en la que ambos equipos maltrataron el balón hasta la saciedad, más preocupados de destruir que de crear. Era un encuentro claro de 0-0 si no cambiaba la tónica del mismo.

El Cartaya, a la contra, inquietaba bastante más a la defensa visitante, aún sin crear ocasiones de gol, que un Puerto Real que se mostraba como un conjunto vulgar e incapaz de superar la zona central del terreno de juego con el esférico controlado, porque la presión de los locales se lo impedía.

El juego directo predominaba y así el balón estaba más tiempo en el aire que sobre el césped. Imposible para que los delanteros de uno y otro equipo pudieran gozar de oportunidades para marcar.

El público se aburría soberanamente. No obstante, al cuarto de hora una internada de Díez por la izquierda origina la primera ocasión seria de peligro en el área visitante. Pero el meta Roberto se empleó a fondo para rechazar el balón que iba a ser rematado por Guarte.

Los gaditanos no remataron a portería hasta el 20', en tímido cabezazo de Miguel Ángel que detiene con el pecho el meta Roque.

El partido se dirigía hacia el descanso sin apenas nada que destacar. Rafa Caro cabeceaba fuera un centro en el minuto 43 y en el tiempo de recuperación llegaba el gol local de forma inesperada y sorprendente. Un centro al área visitante es cabeceado hacia su portero por el lateral zurdo Caballero, que sorprende a Roberto en su salida. El balón, que ya entraba a puerta vacía, es remachado sobre la línea de gol por el delantero local Llaves, que lograba el 1-0. Era un gol de los llamados psicológicos, porque obligaba al Puerto Real a dejar de lado su conservadurismo desde el comienzo del segundo periodo, en el que ya no comparecería Caballero, que pagaba su error dejando su lugar a Mario.

Así fue. Los gaditanos no tuvieron más remedio que arriesgar, tomando totalmente la iniciativa ante un Cartaya que presionaba la salida del balón dispuesto a finiquitar el partido si lograba ligar un contragolpe letal.

La defensa local seguía sin ser superada por los delanteros de Puerto Real, a los que se había sumado Guille desde el banquillo tras el doble cambio que introdujo en su equipo el técnico Antonio Camas. Solo en jugadas a balón parado llegaba el esférico a las inmediaciones de Roque, que apenas tenía trabajo.

El partido transcurría con la misma tónica, llegándose así a la jugada clave. El Cartaya conseguía, por fin, engarzar el contragolpe claro que buscaba. Marcos, desde el borde del área, sorprendía al portero visitante en su salida con una vaselina (72') que, cuando el 2-0 se cantaba en el graderío, estrellaba el balón en el larguero.

Del posible gol de los locales, que hubiera puesto muy difícil al Puerto Real lograr algo positivo, se pasó enseguida, en la siguiente acción, al 1-1. Como no podía ser de otra forma, llegaría tras lanzarse un libre directo al área local. Recibe Guille de espalda a la portería, sujetando a su marcador, para dejar con el pecho el esférico sobre la llegada clara de Rafa Caro, que libre de marcaje empalmaba para batir a Roque.

Con el empate restablecido de nuevo en el marcador, el Puerto Real pareció querer ir a por la victoria. Suya fue la iniciativa, aunque el Cartaya no daba facilidades y defendía con empeño el punto, consciente de la importancia que el mismo tenía por la entidad del rival que tenía enfrente.

Al final, el empate hacía justicia a un partido pésimo de calidad, jugado con intensidad por ambos contendientes entre los que apenas hubo las diferencias que su distinta posición en la clasificación hacía prever.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios