El Valencia recupera la autoestima

  • El Betis mejoró en la segunda parte, en la que tuvo serias opciones de empatar

El Valencia recuperó la autoestima con una victoria muy trabajada y una mejoría en su juego, sobre todo en el primer tiempo, ante el Betis, su bálsamo en la actual temporada, que despertó tarde y que mejoró en la segunda parte, en la que tuvo serias opciones de igualar el encuentro.

En un mes, el Valencia le ha ganado al Betis en cuatro ocasiones y hoy lo hizo tras una primera mitad solvente a la que dio réplica en Betis con una mejoría sustancial tras el descanso.

Mestalla recuperó el fútbol, algo que su equipo llevaba tres meses sin ofrecerle. Hoy, la ración fue abundante y generosa en el primer periodo y servida en pequeñas dosis tras el descanso, cuando el Betis se sumó a la fiesta.

Desde bien pronto, el Valencia fue un conjunto diferente. Joaquín falló en un mano a mano bien resuelto por Ricardo, pero Villa, tras un desmarque espectacular, hizo el 1-0 en el minuto 16, con lo que truncó la racha de más de cuatrocientos minutos sin marcar en casa que arrastraba el Valencia y que pesaba como una losa.

Con el gol, el equipo se animó, dio un buen trato al balón y dejó tocado al Betis, que diez minutos después recibió el 2-0 en una gran jugada del ataque local, resuelta por Silva y en la que los jugadores del conjunto sevillano protestaron reiteradamente unas manos de Villa.

La segunda parte dio comienzo con la entrada de Caffa y Sobis y en la primera acción ofensiva bética, llegó el 2-1 en un cabezazo de Edu en el que los valencianistas reclamaron fuera de juego. Empezaba otro partido.

El Valencia, aunque sin descomponerse, perdió precisión y el Betis se creció, sobre todo con el aporte ofensivo de Sobis por la banda derecha. El partido cobró emoción, con constantes lances antes ambas porterías aunque con una mayor iniciativa en el juego para los de casa, sobre todo a partir de la entrada de Banega a media hora para el final del encuentro. Los compases finales del encuentro sí que estuvieron marcados por la presión agobiante del equipo y en el minuto 87 Juanito estrelló un impecable cabezazo en el larguero de la meta de Hildebrand. Continuó la jugada y una falta de Arzu sobre Villa fue resuelta por el propio jugador asturiano para cambiar el empate a dos por el 3-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios