Grupo A

Uruguay: Vuelve con la ilusión de ser protagonista

La selección de fútbol de Uruguay, dos veces ganadora de la Copa del Mundo, regresa a la máxima cita tras un camino sinuoso, lleno de dificultades, luego de jugar una repesca y como la última de las 32 participantes en ganar su boleto para Suráfrica 2010.

De la mano del experimentado técnico Oscar Washington Tabárez, los celestes aspiran a mejorar en los campos surafricanos el juego que mostraron en las eliminatorias sudamericanas y ratificar el sacrificio, entrega y pundonor que, una vez más, resultó clave para lograr el pase.

"Entre los méritos que tuvieron los futbolistas, uno fue levantarse de situaciones difíciles", destacó Tabárez, que se convirtió en el primer técnico en clasificar dos veces a la selección uruguaya a un Mundial, tras su antecedente en Italia 1990.

"Los futbolistas uruguayos son muy hinchas de la selección y eso, que no pasa en otras, a veces es una carga extra que lleva a la desconcentración", agregó el entrenador. Tabárez dijo que está "loco de la vida" con volver a ir a un Mundial y señaló que "no puede" hacer vaticinios sobre la actuación de Uruguay.

Tras quedar quinta en las eliminatorias sudamericanas y perder la posibilidad de clasificar directo a Suráfrica, luego de caer por 0-1 en Montevideo frente a la Argentina de Diego Armando Maradona en la última jornada, los celestes superaron a Costa Rica en la repesca Suramérica-Concacaf.

Con una victoria por 0-1 en San José y un empate 1-1 en Montevideo los uruguayos sellaron su pasaporte como casi siempre, sufriendo en los últimos minutos del partido porque un gol del rival los dejaba afuera.

"Los uruguayos nacimos para sufrir, pero si después podemos gozar tanto, bienvenido el sufrimiento", resumió el centro delantero Sebastián Abreu, autor del gol que valió la clasificación.

Abreu jugará su segundo mundial tras su debut en la Copa del Mundo de Corea y Japón 2002, la última cita mundialista uruguaya, que no logró el boleto a Alemania 2006, eliminada por Australia en la tanda de penaltis en la repesca Suramérica-Oceanía.

La firmeza defensiva, temperamento y voz de mando del capitán Diego Lugano, la regularidad del todoterreno Diego Pérez y los goles de Diego Forlán (8) y Abreu (7) fueron las notas más destacadas en el camino mundialista de una selección uruguaya que tuvo muchos altibajos.

Mezcló victorias a domicilio frente a Colombia (1-0) y Ecuador (2-1) con empates en casa contra Chile (2-2), Venezuela (1-1) y los ecuatorianos (0-0) y con derrotas frente a Argentina (0-1) y Brasil (0-4). Muchos puntos cedidos en Montevideo.

Para la repesca y frente a la falta de un cerebro que fue el talón de Aquiles de Uruguay, Tabárez llamó por primera vez al técnico Nicolás Lodeiro, figura y capitán de la selección sub'20, que dejó buena imagen en el cierre e ilusión de que puede ser la revelación celeste en Sudáfrica.

En ocasiones la selección es considerada extranjera en su propia casa, porque la gran mayoría de los futbolistas juegan en el exterior.

La alineación que terminó jugando las eliminatorias la integran Fernando Muslera (Lazio, Italia); Diego Lugano (Fenerbhace, Turquía), Diego Godín (Villarreal), Andrés Scotti (Argentinos Juniors, Argentina); Maximiliano Pereira (Benfica, Portugal), Diego Pérez (Mónaco, Francia), Sebastián Eguren (Villarreal), Álvaro Pereira (Oporto, Portugal), Nicolás Lodeiro (Nacional); Diego Forlán (Atlético de Madrid) y Luis Suárez (Ajax, Holanda).

La selección uruguaya ganó la primera Copa del Mundo en 1930, cuando fue anfitriona, y repitió en Brasil 1950.

A partir del cuarto puesto logrado en México 1970 la celeste, otrora animadora de todas las Copas del Mundo, se destiñó poco a poco.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios