Triunfo sin brillo de un convulso Valencia

El Valencia se impuso sin brillo al Real Unión de Irún (3-0) y sentenció su pase a los octavos de final de la Copa del Rey, en un partido en el que los goles de Zigic y Joaquín le permitieron reencontrarse con un triunfo en casa que se resistía desde el 3-0 ante el Real Murcia el pasado 10 de noviembre.

El conjunto que ayer dirigió desde el banquillo Jose María Bakero por la sanción de Ronald Koeman superó su eliminatoria con poco lustre pero gracias a la efectividad del delantero serbio Nicola Zigic, autor de tres de los cinco goles de su equipo en este doble compromiso, y de Joaquín, que marcó dos. Aunque la lluvia remitió a la hora del partido, el frío, el que el partido se televisara, la menor entidad del rival y tener la eliminatoria encarrilada, dieron a las grada un aspecto desangelado.

La mala imagen del Valencia sólo fue superada por la inoperancia del Irún ante la portería porque Ian falló una clara ocasión solo ante Hildebrand. Los errores se pagan en fútbol y eso le pasó al Real Unión de Irún porque al minuto siguiente Zigic remató de cabeza un centro de Moretti sólo en el área pequeña que batió a Pascal sin paliativos.

Tras dos intentos fallidos de Joaquín y Villa, que revolucionó al equipo con su salida al césped y que acabaron con goles anulados por fuera de juego, el Valencia sentenció el choque en una de las pocas ocasiones que pudo sorprender a la adelantada defensa guipuzcoana. Fue a trece minutos para el final cuando Joaquín remató por arriba del portero un pase en diagonal de Marchena y marcó también el 3-0.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios