Tablas en el duelo de rivalidad y de necesitados

  • Pinzón y Moguer tratan de salir del pozo

Muy igualado estuvo el duelo de rivalidad entre el Pinzón y el Moguer, que acabó con el marcador en tablas.

Duelo de necesitados también, ya que el Moguer trata de no caer en puesto de descenso, y el Pinzón de salir de ella. En el día de ayer, el juego de ambos equipos no derivó en goles, pero sí en algunas jugadas de gol que bien la merecieron.

Pinzón y Moguer desarrollaron un juego intenso durante los noventa minutos de partido, donde nunca hubo un dominador claro; tan sólo en los últimos minutos del segun sometió más a su rival en su parcela.

Tanto palermos como moguereños sabían de la importancia de los tres puntos para tomar más oxígeno en la clasificación, y ninguno de los dos dio su brazo a torcer en ningún momento.

El cuadro dirigido por José Jerónimo Gallardo fue el primero en poner a prueba al meta rival, cuando Juan Carlos trató de sorprender al cancerbero Miguel desde el centro del campo con un saque de falta, aprovechando el viento a favor. El esférico acabó estrellándose en el travesaño.

La réplica no se hizo esperar, y poco después, el Pinzón acechó el área visitante en una gran jugada en la que José, que vuelve al pinzón tras su paso por el Punta Umbría, disparó demasiado cruzado y Piquillo en el segundo palo no remató bien bajo palos.

El juego estaba muy abierto contínuamente, y el que se despistara podía acabar encajando un gol. Al filo del descanso, el palermo Paco tiró desde el borde del área y Chiqui tuvo repelió.

El segundo tiempo no cambió en nada al primero, sólo que el Moguer en el tramo final apretó un poco más para hacerse con el triunfo.

Juego de toma y daca en la medular, donde ambos contendientes perdían el esférico y de donde partían las jugadas con peligro. una de estas jugadas, por parte del bando amarillo, fue cortada en falta, y Bejarano tras botar el saque, la colocó para que Cipri cabeceará a gol, pero despejó bajo palos un defensor, no aprovechando el rechace Noé, que disparó pero Eusebio repelió en la misma línea. Segundos después, en la misma jugada, Antonio centró desde la banda, y Gallinato remató defectuoso y Miguel atajó.

En los últimos minutos, el meta Miguel se empleó a fondo para evitar la derrota del Pinzón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios