El Sevilla se encomienda a su hinchada

  • Los hispalenses necesitan ganar al Fenerbahçe para meterse en cuartos

El Sevilla, que trae un 3-2 adverso del partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones que disputó en Estambul frente al Fenerbahçe, espera hacer valer ahora el factor campo para meterse en los cuartos, para lo que le sirve el 1-0.

El equipo de Manolo Jiménez saboreó por momentos el empate a dos que hace dos semanas campeaba en el estadio turco, pero un tanto de Semih Sentürk en el minuto 87, poco después de ingresar al campo, obliga al Sevilla a ganar en el Ramón Sánchez Pizjuán.

La importancia del encuentro la ha entendido la afición, que llenará las 45.500 localidades del estadio, en el que también estarán unos 2.500 seguidores turcos.

Jiménez, pese a no reconocerlo abiertamente, ha pensado mucho en este partido y ha reservado a jugadores decisivos, algo que se vio el pasado sábado en La Coruña, donde puso un equipo titular con muchos teóricos suplentes y ello derivó en la derrota ante el Deportivo (2-1).

Para este choque, el técnico sevillano podría contar con su alineación de gala y es presumible que salgan desde el inicio todos los pesos pesados para buscar el triunfo, aunque la única duda es la del defensa serbio Dragutinovic, que arrastra molestias físicas desde hace un par de semanas.

El Fenerbahçe, por su parte, saldrá al césped del Pizjuán a defender el resultado conseguido en la ida. Su principal baja es Roberto Carlos, el gran organizador del juego del Fenerbahçe, por lo que el equipo de Estambul jugará en actitud defensiva, probablemente buscando un empate con el que hacer valer la victoria por la mínima de la ida.

La estrella brasileña se lesionó en el partido de ida cuando Escudé le clavó por accidente los clavos de su bota en una pierna.

Para lograr el pase a cuartos de final, el técnico confía en el futbolista brasileño nacionalizado turco Mehmet Aurelio, que dirigirá el juego en el centro del campo con carácter defensivo. El cuadro turco intentará hacer valer su buen contragolpe para hacer algún gol que puede tener una importancia capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios