El San Roque no pudo con el líder

  • Un San Fernando a medio gas logró una victoria inmerecida frente a los leperos

El San Fernando, a medio gas, demostró ayer que la fortuna se alía con cierta asiduidad con quien le sopla el viento de cara y en este caso, se compinchó con el actual líder gaditano del grupo X de la Tercera División para vencer por 2-0 al San Roque de Lepe, que dispuso de claras ocasiones para al menos puntuar en tierras gaditanas. Los isleños ayer no tuvieron más que acertar en las jugadas de gol, mostrar la chispa de los grandes y lograr tres nuevos puntos ante su hinchada, todo esto sin ofrecer su mejor cara.

El partido comenzó, sorprendentemente, con el dominio del equipo onubense ante los isleños que parecían dormidos. Eso provocó que el cuadro lepero creyese en sus posibilidades para dar la sorpresa. Tal fue así que el cancerbero isleño Sergio, se convirtió en el protagonista del primer cuarto de hora del choque, al desbaratar dos claras ocasiones de gol del equipo visitante en las botas del delantero Reyes que pudo haber conseguido que su equipo se adelantase en el marcador.

Posiblemente fue esas ocasiones de gol las que despertaron a los de La Isla que, en un visto y no visto, comenzó a dominar el choque y, de paso, a mostrar cerco sobre la puerta de Nacho.

El gol llegó en una jugada, cuanto menos curiosa, rebasados los 20 minutos. Iván Guerrero dispara a bocajarro ante Nacho que despeja a duras penas un cuero que llega a los pies de Javi Casares que cede al propio Iván Guerrero para anotar el uno a cero, dejando claro que los de San Fernando, posiblemente con la ley del muy poco esfuerzo, eran superiores a su rival.

Los de San Roque querían, pero no podían, y los isleños se encontraban como pez en el agua, con el dominio del balón y, de esta forma, finalizó una primera parte que dio paso a la segunda donde las cosas no cambiaron mucho.

El San Fernando cambio de sistema en la segunda mitad lo que le permitió no soportar demasiados problemas para controlar a su rival. Y los minutos, con más pena que gloria, fueron pasando entre el cansancio que acumulaba el equipo visitante, que ya no tenía el balón en su poder como en la primera mitad del encuentro.

El gaditano Iván Guerrero, antes de ser sustituido, se sacó de la chistera un auténtico golazo. El delantero controló el cuero en la frontal del área y enganchó un soberbio zapatazo que se coló en el portal de Nacho. El gol sentenció el choque y terminó con las esperanzas leperas de puntuar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios