El San Roque duerme líder

  • Remontada Los leperos levantaron un 2-0 adverso en un partido en el que fueron inferiores Clave Los ayamontinos reclamaron un penalti por agarrón sobre Guarte dentro del área con 2-1 en el marcador

El fútbol es imprevisible, puede ocurrir cualquier cosa cuando dos equipos se miden sobre el césped. Así quedó de manifiesto ayer en el Blas Infante, donde el Ayamonte, que tuvo ocasiones para golear al San Roque, cayó derrotado. Y de esta manera, el favorito cumplió el guión y se impuso al cuadro que había hecho más méritos para llevarse los tres puntos. El 2-3 otorgaba a los leperos el privilegio de dormir como líderes.

Dos jugadas puntuales bastaron a los leperos para hacer infructífero el trabajo de los fronterizos, que ayer sí demostraron mucha más calidad sobre el rectángulo de juego de la que refleja su clasificación, donde se encuentran en la mitad de la tabla, en tierra de nadie, sin opciones de cazar a los de arriba.

Cuando el crono apenas marcaba el minuto tres de juego, ya ganaba el Ayamonte. El tanto lo subía al marcador el juvenil Gonzalo, tras culminar una jugada bien trenzada e introducir en la red un balón pasado por Guarte.

El 1-0 coincidió con el afianzamiento del equipo de Limón en el terreno, con un juego práctico que hacía que los visitantes se vieran totalmente desbordados en todo momento. Así, hasta el minuto 13 no llega la primera jugada de peligro de la escuadra lepera: un centro chut de Juanlu es atajado por el cancerbero Raúl.

Los locales continuaron llegando con claridad al área del San Roque. Era cuestión de tiempo que llegara el segundo gol. Y llegó, en minuto 20 Guille manda un pase certero a Guarte y éste, de tiro cruzado, estableció el 2-0 para los de la Puerta de España.

Y pudo subir el tercero al casillero. Una falta cometida en el centro del campo es botada por Manolo Barba y el cuero queda muerto dentro del área, donde Gonzalo, muy astuto, está a punto de marcar, pero Isaac lo evita no sin dificultades.

Aún tendrían los rojillos nuevas oportunidades de ampliar su renta. En el minuto 31, Gregorio Molina, libre de marca, tira fuera cuando nadie en la grada pensaba que el esférico podía no entrar en la red.

Dos minutos después llegó la réplica del San Roque. Vidal envía un semicentro que desvía Raúl a córner con la yema de los dedos, dando con su espalda en el palo y teniendo que ser asistido.

El control seguía siendo de los locales, pero el cuadro lepero no renunciaba a un partido que le podía permitir dormir como líder del grupo X de Tercera División. Y en una de las aisladas jugadas de contragolpe consigue una falta a cuatro metros de la frontal. Es ejecutada perfectamente por Cisco, que aprovecha un hueco en la barrera y el balón se cuela sin que Raúl dispusiera de tiempo para reaccionar. Era el 2-1, resultado con el que, después de una jugada más de ataque sin consecuencias de cada uno de los contendientes, se llegaría al intermedio.

Vidal en el 39' sirve a su compañero Raúl tras una buena jugada, pero el peligro es atajado por el cancerbero del Ayamonte. Luego Guille, ya en el 45', vería cómo su disparo desde fuera del área tras un pase de Pepe Punta, se marchaba fuera por poco.

Un minuto antes se producía una jugada que pudo ser clave en el devenir del encuentro. El equipo lepero pierde el balón junto a la frontal y Guarte, cuando se preparaba para rematar dentro del área, es objeto de un agarrón y cae al suelo. Los jugadores ayamontinos reclaman un penalti que, en paralelo, hubiera significado la expulsión del defensor, ya que se trataba del último jugador. La pena máxima podría dejado sentenciado el partido para los de Manuel Juan Limón, que se habrían marchado al vestuario con un renta de dos tantos y con un hombre más sobre el césped.

Nada mas iniciarse el segundo periodo, en el 49', Guille, desde fuera del área, manda un tiro que hace emplearse a fondo al meta Isaac. En el 52' sería Pepe Puntas quien dispondría de una clara ocasión, pero su tiro sale desviado. Todo hacía presagiar que los rojillos abrirían una mayor brecha en el marcador.

Dos minutos después es Guarte el que se adentra en el área y, tras realizar un buen regate, chuta para que detenga Isaac. Ya en el 65', una buena jugada de toda la delantera local acaba con el balón en los pies del juvenil Gonzalo, que llega hasta la línea de fondo para enviar un buen centro a Guille, quien dispara por encima del marco visitante. Y un minuto después es de nuevo Gonzalo quien realiza otra extraordinaria jugada. Un defensor le impide rematar en última instancia.

Eran muchas ocasiones marradas y, tanto perdonar, sobre todo ante un equipo que aspira al ascenso a Segunda B, suele ser peligroso. Así, un despeje del meta Raúl es aprovechado por Joaquín, que, a la media vuelta, consigue el gol que restablecía la igualada.

El empate cayó como un jarro de agua fría a los jugadores y el banquillo locales. El Ayamonte, aunque siguió insistiendo en sucerco al área lepera, se encontraba con una moral minada. Los de la Puerta de España veían cómo el San Roque les había neutralizado una ventaja de dos tantos con la ley del mínimo esfuerzo.

Pero aún estaba por llegar lo peor para los ayamontinos. En el minuto 81 los leperos materializan el 2-3 que, a la postre, le daría la victoria. Tras un fallo defensivo, en una jugada desafortunada para los locales, el San Roque saca petróleo y, después de un centro al área, Casiano cabecea el cuero al interior de la portería.

Aunque quedaba algo de tiempo para intentar conseguir el empate, éste nunca llegaría. El partido se trabó hasta el final y así se cierra en Ayamonte una temporada que arrancó con muchas ilusiones, alimentadas luego por una primera vuelta de liga muy favorable. La segunda, en cambio, hundió las esperanzas de la afición en hacer algo importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios