baloncesto liba eba-fase de permanencia

El San Juan se aferra a la vida

  • Gana en Gibraleón al Novaschool, suma su tercera victoria y ve algo más cerca la salvación

Los onubenses Javi Rodríguez y David Moreno, en labores defensivas durante el partido de ayer en Gibraleón. Los onubenses Javi Rodríguez y David Moreno, en labores defensivas durante el partido de ayer en Gibraleón.

Los onubenses Javi Rodríguez y David Moreno, en labores defensivas durante el partido de ayer en Gibraleón. / alberto domíguez

El Telwi San Juan sumó ayer una victoria vital (83-76) ante el Novaschool que le permite seguir soñando con la permanencia. Hace dos semanas el conjunto sanjuanero estaba en la UVI y su futuro era negro, muy negro; acababa de perder por un punto en Andújar y la salvación se veía lejos, muy lejos. Ahora el panorama es bien distinto. El conjunto de Celes Vizcaíno superó hace siete días al Unicaja en Málaga y ayer sumó su segunda victoria consecutiva, transmitiendo buenas sensaciones y dejando claro que todavía tiene mucho que decir en la lucha por seguir una temporada más en la Liga EBA, cuando aún restan seis jornadas para acabar esta segunda fase.

Era un partido en el que no se podía fallar, y el Telwi San Juan no falló. Continúa como colista, con un balance de 3 victorias y 9 derrotas, a solo dos triunfos de los puestos que permiten la salvación. La presión era máxima. Le tocaba jugar como local pero fuera de su pabellón (todavía no ha debutado en 'su' cancha), y Gibraleón trajo suerte a un equipo que no ha tirado la toalla en ningún momento.

El Telwi comenzó concentrado, sabiendo lo que se jugaba. Al equipo no le temblaba la mano y veía aro con facilidad (25-18), logrando una renta que supo ampliar al descanso (47-36).

La ventaja se amplió hasta los 15 puntos tras la reanudación (60-45), entrándose en el último cuarto con 67-54. Con el paso de los minutos la dinámica fue cambiando; el Novaschool apretó el marcador hasta el 76-73 que presagiaba un nuevo final de infarto. Pero esta vez la moneda salió cara, el equipo tuvo la cabeza fría, obtuvo su recompensa y no dejó escapar una victoria que supone toda una inyección de moral para lograr una permanencia que ahora se ve bastante más cerca.

Dentro de la buena labor de todo el colectivo, destacar en ataque la labor de Samuel Ceada, a lo que hay que unir el poderío bajo los aros de Sebas Domínguez, capturando un rebote ofensivo clave en el resultado final.

Al San Juan le siguen quedando seis finales por jugar, pero sabiendo que aún tiene un pequeño margen de error. La primera de ellas será el próximo sábado día 24, cuando visita al Baza (19:00), que marcha tercero en la tabla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios