Rudy muestra al DKV el camino hacia la final

  • El alero del Joventut anota 27 puntos que llevan a la 'Penya' a superar con claridad al anárquico Galatasaray turco

El talento natural que ya le convirtió en campeón de Copa y el liderazgo de Rudy Fernández le sirvieron al DKV Joventut para tumbar al Galatasaray turco (90-83) y colarse en la final de la Copa ULEB de Turín, en un partido más eficaz que brillante, frente a un rival inferior y ante el apoyo de un millar de sus seguidores.

Un intenso sprint inicial y el ascendente de Rudy fueron suficientes para la 'Penya', nuevamente presente en una final europea, un par de años después de ganar la Copa FIBA en Kiev. Ante el anárquico Galatasaray, el conjunto de Aíto impuso su ritmo en la primera parte, se marchó en el marcador y con la ley del mínimo esfuerzo, presentó su candidatura oficial al título.

Lo hizo con un nombre como figura principal del cartel: Rudy Fernández. Su talento se impuso por encima del resto, con 27 puntos.

Aunque el Galatasaray golpeó primero, con un parcial inicial de 0-6, el DKV fulminó a su rival desde el perímetro. El equipo catalán transformó cinco triples en el primer cuarto por ninguno de su rival. Cuestión de talento. También de insistencia, porque el conjunto de Aíto lanzó un total de 37 triples en todo el partido. Ayudado por Mallet, Rudy asumió las riendas del choque para frenar el avance inicial del Galatasaray y poner las cosas en su sitio. Tan sólo Hite, autor de 26 puntos, indiscutible líder del conjunto turco, su referencia en pista, inquietó a la 'Penya'. Sólo por momentos, mediado el tercer cuarto (50-48, 23') o en algunos picos de juego. Nada alarmante para el equipo de Badalona.

Aunque se relajaron tras el descanso, los hombres de García Reneses mantuvieron a los turcos diez puntos por debajo sin demasiados problemas. El Galatasaray tuvo a Hite por el exterior y a Johnsen en la pintura, poco más. No defendió con intensidad, perdió 22 balones y tampoco encontró a Gaines, ex del Joventut, de quien apenas hubo noticias en Turín. Las facilidades las aprovechó un Joventut que no necesita demasiado para tramitar sus partidos. Hoy, afronta una nueva final europea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios