Rubén Gálvez echa el cierre a su portería

  • El Decano sólo ha encajado un gol en los cuatro partidos disputados en marzo.

La Segunda B es una categoría dura como pocas y que no hace prisioneros. Lo sabe bien el Decano. Para sacar adelante partidos y arañar puntos en pocas divisiones es tan necesario hacerse fuerte atrás como en la de bronce. Aquellos que encajan pocos goles suelen estar mucho más cerca de lograr sus objetivos deportivos.

El Recre respira en las últimas jornadas gracias a sumar siete de doce puntos posibles durante el mes de marzo. Para ello ha sido clave recuperar solidez defensiva. En los cuatro partidos disputados en este mes los recreativistas sólo recibieron un tanto. Fue en Cartagena en la derrota por la mínima. La recuperación de hombres clave atrás ha sido determinante para lograr revertir una sangría letal durante todo el campeonato liguero.

Antes de ese tropiezo los albiazules igualaron sin pólvora contra el Betis B con un 0-0. En los dos últimos partidos en cambio supieron rentabilizar sus ocasiones con un triunfo por la mínima con el Granada B en el Nuevo Colombino y contra el Algeciras hace una semana en el Nuevo Mirador.

Es la tercera vez que los recreativistas encadenan dos series de dos partidos seguidos ganando. Anteriormente lo hizo con el Marbella y el Villanovense y luego repitió con el Sevilla Atlético y el Almería B. Curiosamente en este último precedente lo hizo por los mismos resultados que en esta ocasión firmando con ello dos partidos seguidos sin encajar y logrando con ello mejorar sus prestaciones.

Ahora el Recre tiene el reto de prolongar su racha por primera vez esta campaña con la tercera victoria seguida y mantener de nuevo su puerta a cero, un reto doble inédito en la presente campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios