Rosberg refuerza su liderato

  • El alemán adelanta a Hamilton y festeja su segunda victoria del año

Nico Rosberg (Mercedes) aumentó su ventaja al frente del Mundial de Fórmula 1 al ganar en Bahréin el segundo Gran Premio de la temporada, que por prescripción médica no disputó Fernando Alonso (McLaren), accidentado en la apertura de Melbourne.

Rosberg logró su decimosexta victoria en la Fórmula 1, la quinta seguida tras ganar las tres últimas carreras de 2015, al finalizar por delante de Kimi Raikkonen (Ferrari) y Lewis Hamilton (Mercedes).

La carrera comenzó muy mal para Sebastian Vettel, que salía tercero, pues se le rompió el motor de su Ferrari en la vuelta de formación y ni siquiera pudo tomar la salida, la cual fue muy movida y accidentada. Y es que Rosberg, segundo en la clasificación, superó en la arrancada a Hamilton. Además, Valtteri Bottas (Williams), que salía quinto, entró demasiado lanzado en la primera curva y se tocó con Hamilton, al que daño el alerón delantero de su coche.

Carlos Sainz (Toro Rosso), que salió undécimo y acabó retirándose, también empezó de la peor manera posible una jornada para el olvido, ya que tuvo que parar, pinchado, en el tercer giro, después de tocarse con Sergio Pérez (Force India), motivo por el cuál pasó del neumático superblando al medio y el mexicano entró en boxes para cambiar su alerón dañado.

En el sexto giro, Rosberg lideraba y Hamilton era quinto, detrás de los Williams de Felipe Massa y de Bottas y de Raikkonen. El incidente de la primera curva fue investigado y Bottas acabó sancionado con un drive through.

Los Mercedes pararon por primera vez en la misma vuelta, la 13, a cambiar sus neumáticos superblandos. Rosberg colocó blandos y Hamilton, los medios. El británico escaló después a la tercera posición, detrás de su compañero y de Raikkonen.

Superado el ecuador de la prueba, Rosberg lideraba delante de Raikkonen, Hamilton, Massa y Ricciardo, con Pérez duodécimo y Sainz decimoctavo, poco antes de retirarse. Justo después de las paradas de Max Verstappen (Toro Rosso), sexto tras una buena actuación; y de Romain Grosjean, que volvió a sorprender con el nuevo Haas, al mejorar un puesto respecto a Melbourne y concluir quinto.

En la vuelta 29, Hamilton cambió a superblandos, al igual que hizo poco después Rosberg. En su última parada, en la 40, cubriendo a Raikkonen, el líder calzó los blandos, al igual que hiciera Hamilton en la 42.

De ahí a meta, Rosberg pilotó sin mayores problemas. Ganó con diez segundos sobre Kimi, de nuevo hierático en el podio, y con medio minuto respecto a Hamilton, al que dejó sin su tercera victoria seguida en Bahréin , y cuya serie de cinco triunfos ininterrumpidos igualó.

Sólo Vettel -que encadenó nueve victorias-, Alberto Ascari y Michael Schumacher -ambos con siete- lograron más triunfos seguidos en Fórmula 1 que las dos flechas de plata, igualadas asimismo en esa lista histórica con Jim Clark, Nigel Mansell y Jack Brabham.

Jenson Button (McLaren), que el viernes había festejado un tercer puesto en los libres, recordó fantasmas de un pasado nada lejano y se retiró en la vuelta 7 al romperse uno de los elementos del sistema de recuperación de energía de su unidad de potencia.

El sustituto de Alonso, Stoffel Vandoorne, brilló bajo la luz artificial de Sakhir: el belga, de 24 años, puntuó en su debut en la Fórmula 1 al acabar décimo y añadir la primera unidad del año al casillero de McLaren, que necesita como agua de mayo buenos resultados tras un 2015 de auténtica pesadilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios