El Rosal demora el ascenso

  • Los jugadores serranos no pasaron del empate sin goles ante un ordenado y combativo Olont, en un partido de mucha fuerza y muy poco fútbol

El ascenso del Rosal tendrá que esperar. Ayer no pudo pasar del empate sin goles ante el Olont, en un partido jugado de poder a poder, en la que se vio mucha fuerza y poco fútbol.

Los olontenses fueron los primeros en inquietar la meta rival. De salida se hicieron dueño de la situación, gracias a la buena labor de su medular y a la peligrosidad de su delantero Eloy en punta. A los cinco minutos el mencionado Eloy estuvo a punto de marcar el 0-1, pero se topó con Toy que realizó un buena intervención. Cuatro minutos después se repitió la jugada, volviendo a ser determinante Toy ante Eloy.

Hasta pasado el primer cuarto de hora no cambió el panorama para el Rosal. Fue Rubén quien estuvo cerca del gol en la primera aproximación con peligro del cuadro rosaleño. Álex le dio un magnífico balón a su compañero, pero éste con todo a su favor se resbaló, perdiendo la oportunidad bien de disparar, bien de dar el 'pase de la muerte'.

Siguió el partido con un toma y daca en el centro del campo, predominando el fútbol fuerza, lo que obligaba a los protagonistas a derrochar el máximo esfuerzo para intentar dominar la situación. Así las cosas, el partido llegó a su intervalo con el empate sin goles, que reflejaba con toda justicia lo visto sobre el terreno de juego.

En la segunda parte el técnico local, Antonio Martínez, movió ficha y sacó a los pesos pesados que había dejado en el banquillo: Pablo, Raúl y Camilo, con lo que el cuadro rosaleño ganó en poder ofensivo.

Sin embargo, no dio el fruto apetecido ante la buena organización y el enorme derroche físico de los jugadores visitantes. Con todo, los dos equipos tuvieron alguna ocasión para desnivelar la balanza en este periodo, dos el bando local, y una el olontense.

El Rosal tuvo el gol en el minuto 70, en un sensacional cabezazo de Camacho que se encontró con la respuesta del meta Adri, que como el meta local también anduvo inspirado en las escasas ocasiones que tuvieron que intervenir.

Seis minutos más tarde, de nuevo el Rosal está a punto de marcar, pero el lanzamiento de David López lo rechaza en principio Adri, para luego Cata alejar definitivamente el peligro.

La última ocasión de gol fue para el Olont cuando se jugaba el minuto 80. Fue una buena contra que acaba con un mano a mano entre Rubio y Toy, resuelta favorablemente en principio por el delantero, sin embargo Raúl, cuando el 0-1 parecía inevitable, despejó el esférico casi en la línea de gol.

De ahí al final no hubo más. El partido acabó con empate lo que unido a las tablas de La Orden en Trigueros impedía el ascenso matemático del equipo rosaleño que, eso sí, fue despedido con una fuerte ovación por sus aficionados que valoraron el enorme derroche realizado en busca de un triunfo que no llegó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios