tenis de mesa

Robles: "Me veo en Tokio 2020"

  • Sus grandes citas de la temporada son el Campeonato de Europa, que será en septiembre en Alicante, y el clasificatorio para el Europeo, el 27 de marzo en el Andrés Estrada ante Suecia

Álvaro Robles, en la AD Hispanidad durante su reciente visita a Huelva; abajo, junto a Leopoldo Mata. Álvaro Robles, en la AD Hispanidad durante su reciente visita a Huelva; abajo, junto a Leopoldo Mata.

Álvaro Robles, en la AD Hispanidad durante su reciente visita a Huelva; abajo, junto a Leopoldo Mata. / fotos josué correa

álvaro Robles es uno de los mejores deportistas onubenses del momento y firme candidato a estar en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El jugador formado en la AD Hispanidad es el vigente campeón de España absoluto de tenis de mesa, 39º en el ranking mundial y 16º en Europa. Lleva seis años jugando en Alemania, donde seguirá al menos dos temporadas más.

Su gran cita de la temporada es el Campeonato de Europa que tendrá lugar en Alicante en septiembre: "Es mi gran objetivo, en el que tengo depositadas muchas ilusiones por ser además en mi país; también está el Campeonato de España, el 20 de junio en Antequera (Málaga), y muchos torneos Pro Tour y competiciones internacionales que puntúan de cara al ranking mundial".

26Años de edad. "Todavía tengo tres o cuatro años para mejorar, sobre todo a nivel técnico y táctico"

Al ser el vigente campeón de España, y dada su edad (26 años), se espera que sea el gran dominador nacional en los próximos años: "No supone una presión extra; el trabajo que tenía que hacer es el que estoy haciendo en Alemania; tengo diez años menos que Carlos Machado y Jesús Cantero, mis compañeros en la selección, y tengo muchos años de margen para estar arriba, pero hay chavales jóvenes que se han ido al extranjero y que también empujan", asegura Álvaro Robles.

Para él será importante el partido clasificatorio para el Europeo de 2019 que España disputará ante Suecia en el polideportivo Andrés Estrada, el 27 de marzo. "Será especial porque es en mi casa, ante la mayoría de la gente que me apoya, mi familia, amigos... será un espectáculo enfrentarnos a una potencia como Suecia". En el grupo también está Dinamarca; el primer clasificado logra el billete directo para la Primera División; el segundo juega un partido eliminatorio contra otro segundo clasificado; y el tercero pasa a jugar en Segunda División. "Nosotros hemos demostrado que somos un equipo competitivo; el año pasado le ganamos por partida doble a Rusia, que era el favorito. Suecia tiene dos jugadores en el top 30 y otro en el top 80; tenemos que jugar muy bien, pero podemos ganarles", asegura convencido.

A largo plazo, su gran reto es acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, algo que parece bastante asequible: "Por supuesto, es la gran ilusión de todo deportista; me veo en ellos y para eso trabajo a tope cada día".

El palista onubense se encuentra en un momento idóneo en su trayectoria: "Tengo todavía tres o cuatro años para mejorar, sobre todo en lo táctico y técnico; incluso en lo físico hasta los 30 también puedes avanzar, y a partir de ahí puedes bajar un pelín. Entre los 28 y 33 años puedes asentarte y alcanzar tu mejor nivel".

Lamentablemente, Álvaro Robles se proclamó campeón de España absoluto en junio del año pasado y ningún político de Huelva le ha recibido: "Me hicieron un reconocimiento muy bonito en la AD Hispanidad; se hizo una gala, me invitaron y lo pasé bien. En cuanto al olvido de los políticos, nunca me ha preocupado ese tema. Al principio buscas que te reconozcan el esfuerzo que estás haciendo, pero después de tantos años me quedo con que las cosas me están saliendo bien".

En abril Huelva disfrutará con el Europeo de bádminton, que llega gracias a los éxitos de Carolina Marín; ¿costaría mucho traer al menos un Campeonato de España de tenis de mesa a Huelva? "Sería bastante viable organizarlo aquí; siendo juvenil quedé campeón de España en Punta Umbría. Estaría bastante bien, porque aquí contamos con infraestructuras adecuadas. Con voluntad política se podría traer sin problemas", resalta.

A corto plazo, Álvaro seguirá ligado a Alemania: "Acabo de renovar con el Schwalbe Bergneustadt por dos años. La Bundesliga es la competición donde más presión externa hay por parte de los presidentes, los aficionados... allí lo único que vale son los resultados; cuando las cosas van mal no dudan en echarte, y cuando van bien eres el rey. Mentalmente es complicado aceptar eso. Nuestro entrenamiento lo basamos en tener una rutina para cuando llegue el fin de semana estar al 100%. A nivel de equipo el objetivo es mantenernos porque hemos tenido mala suerte con las lesiones".

Ya está totalmente adaptado a la vida en Alemania pero... "llevo seis años allí; son costumbres muy diferentes, el clima, la gastronomía, se come temprano, oscurece pronto. Me dije que tenía que aprovechar el tiempo y entrenar al máximo y a partir de asumirlo empecé a mejorar. Echo de menos el ritmo de vida de España, la gastronomía, sobre todo de Huelva, porque para un deportista es fundamental alimentarse bien para rendir al máximo, para recuperarte... la calidad de la comida allí no es muy buena y a veces te notas cansado... hay un déficit de vitamina D, porque pasan los meses y no ves un rayo de sol".

A corto plazo sus retos más inminentes son los torneos de Qatar, Alemania, y el Mundial por equipos. Además, tiene previsto jugar la Liga India de tenis de mesa, al igual que hizo Carolina Marín a finales de año. "Será una experiencia interesante, a final de junio y primeros de julio. No sé en qué equipo jugaré, porque primero se firman los jugadores y luego se hace como una subasta. Son seis equipos y hay 12 jugadores nacionales y 12 extranjeros; y cada equipo tiene un jugador y una jugadora extranjeros, y un jugador y una jugadora de la India".

Álvaro no olvida sus raíces y cuando viene se acerca a las instalaciones de la AD Hispanidad, donde se formó: "Siempre que voy le pongo un mensaje a Leopoldo (Mata, el alma mater del club), desayuno con él, nos ponemos al día... y ese rato me sirve más que entrenar seis horas en Alemania, es una buena terapia que no quiero perder nunca; él me inculcó unos valores desde pequeño que me están sirviendo en toda mi carrera; también entreno allí cuando puedo. Sienta bien recordar cosas y experiencias".

Cuando tiene tiempo para desconectar le gusta "irme con mi padre a jugar al tenis al Real Club Recreativo; él trabajó durante más de 30 años en Naviera del Odiel, le encanta hacer rutas por la provincia y luego hizo de su afición su modo de vida, porque creó una empresa, Rumbo Sur, que hace actividades en quad, 4x4, bicicleta, etcétera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios