Repite el ritual de la derrotaAguirre pide cautela porque recuerda el año pasado

  • El Atlético de Madrid revive en su llegada a tierras onubenses la experiencia de la temporada anterior

El Atlético llega a Huelva dispuesto a tentar la suerte y demostrar a los supersticiosos que repetir los pasos que condujeron a una derrota no tiene por qué llevar de nuevo a otra. El mismo hotel, de la misma localidad y a la misma hora, con el mismo retraso añadido. Así se presentó ayer el conjunto colchonero en Punta Umbría, donde quedó anoche alojado.

Lo hizo rodeado de expectación, pero también de unas enormes medidas de seguridad, un tanto excesivas, que impidieron la cercanía del grupo de seguidores colchoneros que se acercaron para ver a los suyos y los viandantes o recreativistas que simplemente lo hicieron por sana curiosidad.

Y para repetir la atención, como la campaña pasada, fue el argentino 'Kun' Agüero quien centró todas las miradas. Sin embargo, a diferencia de lo que sucedió hace un año ya no hubo guantes aunque sí el recuerdo de la afrenta en forma de trampo. Tampoco olvidaron muchos de los que presenciaron la llegada rojiblanca el pasado de hombres como Pernía, que se llevó los vítores, o Reyes, a quien perseguirá siempre que visite el Nuevo Colombino aquellos gestos de desprecio y falta de respeto. Ambos centrarán hoy de nuevo las miradas en el campo.

El mexicano Javier Aguirre, entrenador del Atlético de Madrid, valoró la tercera posición de su conjunto, pero consideró que actualmente es "anecdótica", porque hay que estar en los primeros puestos cuando acabe la Liga, aunque recalcó que su equipo ha alcanzado la "madurez" y el "equilibrio".

"En Liga, nuestro objetivo es estar entre los cuatro primeros y, habida cuenta de que no vamos ni a la mitad del campeonato, hay que trabajar mucho. El partido ante el Recreativo es una buena oportunidad de mantenernos ahí. De momento estamos, pero faltan 23 partidos", explicó.

El técnico pidió prudencia, aunque tiene la opción, incluso, de cerrar el año como líderes: "Nos dedicamos un poco a ver las posibilidades, pero nos gusta ser cautos. No nos gusta hacer público nada, porque después es una presión extra, pero sí analizamos todo el abanico de posibilidades".

"Hay enfrentamientos directos, como un Barcelona-Real Madrid o un Valencia-Barcelona. Y nosotros tenemos luego Espanyol, Valencia y Real Madrid. Pasando estas fechas navideñas, la Liga va a continuar y el 18 de mayo es nuestro 'día D'. Tenemos que mirar la clasificación y decir hemos cumplido el objetivo", continuó.

"Hacia dentro hay que mantener la calma. Somos terceros, sí, pero hay que serlo el 18 de mayo. Hoy es anecdótico", añadió Aguirre, que consideró: "El equipo tiene algo distinto al año pasado, hemos aprendido de los errores y hemos encontrado ese equilibrio emocional y futbolístico como equipo, en el que nos podemos permitir malos partidos, pero con actitud podemos solventarlos".

"Este equipo ha alcanzado ese puntito de madurez, donde sabe cuando apretar un poco, cuando dar la pelota al rival, cuando organizarse o meterse a la locura. A veces salen partidos malos, pero sí hemos encontrado ese equilibrio", siguió.

El siguiente reto será el estadio Nuevo Colombino. "Ganó a Osasuna, Levante y Zaragoza, ahora está con más puntos y salió de ese problema. Es un partido curioso, porque el año pasado nos ganaron, recuerdo que comenzó con dos penaltis, la polémica de Agüero, las manos de la gente... Fue un partido que tenía su música aparte", repasó.

"Y este año no hay polémica, pero no va a ser fácil. El año pasado nos dolió mucho esa derrota. Me acuerdo una reunión posterior en el vestuario, había confusión con los adjetivos, era un momento álgido del equipo a nivel interno. Y este año vamos distinto, sólidos y con ganas. Y no queremos sorpresas. Vamos a tener que competir desde el minuto 1 para no llevarnos sorpresas", añadió. El argentino Agüero recibió el pasado marzo, en el partido de Liga de la pasada los pitos de la afición por el gol marcado con la mano en la victoria del Atlético ante el Recre en el Calderón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios