taekwondo

Reconocimiento municipal al cartayero José Abreu

  • El deportista onubense ha recibido recientemente la concesión del Cinturón Negro Octavo Dan

José Abreu posa con la placa en reconocimiento a su trayectoria. José Abreu posa con la placa en reconocimiento a su trayectoria.

José Abreu posa con la placa en reconocimiento a su trayectoria. / h.i.

El alcalde de Cartaya, Juan Miguel Polo, y el concejal de Deportes, Manuel Barroso, entregaron ayer una placa reconociendo la trayectoria del deportista cartayero José Abreu Florencio. Pepe Abreu, como popularmente se le conoce. Tiene 57 años de los que lleva cerca de 40, dedicados al taekwondo, disciplina deportiva en la que acaba de recibir un reconocimiento al alcance de muy pocos maestros.

El Comité de Recompensa de la Federación Española de Taekwondo ha concedido a este maestro nacional de taekwondo el Cinturón Negro Octavo Dan, un grado que sólo está al alcance de los grandes maestros de este arte marcial, a los que reconoce su trayectoria y constancia y del que en toda Andalucía, además de Abreu, sólo gozan de él hasta el momento los gaditanos Paco Téllez y Francisco Oliveira.

Por esta distinción "más que merecida, por una trayectoria impecable y dedicada íntegramente a un deporte por el que siempre ha luchado como nadie", y también "por su esfuerzo diario desde hace 36 años por mantener durante todo este tiempo la escuela de taekwondo de Cartaya, por la que han pasado más de 2.000 niños", el Ayuntamiento ha querido "rendirle un pequeño homenaje y reconocer su dedicación y su excelente labor en la localidad".

Así lo han destacado el alcalde y el concejal de Deportes, que entregaron ayer a Abreu una placa conmemorativa en un acto sencillo que contó con la asistencia de la familia del deportista. Este agradeció el apoyo constante de su mujer, Rosa María Casanueva, "que me ha acompañado en esta aventura siempre".

El maestro que destacó en el club Kumgang, el segundo más antiguo de Andalucía, aseguró que "este reconocimiento es fruto del tiempo que llevo dedicado a esto" y que "seguiré trabajando con la misma ilusión, para intentar, si no me fallan las fuerzas, la salud y el físico, conseguir el noveno dan, para lo cual tienen que pasar nueve años a partir de ahora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios