El Real Madrid más voraz

  • El equipo de Mourinho apunta a récord de goles, victorias y puntos en la Liga

Es el Real Madrid más voraz de su historia. Al menos eso es lo que dice su estadística de goles, victorias y puntos, unos números que a falta de 13 jornadas para el final refuerzan su favoritismo para proclamarse campeón de Liga.

El equipo de José Mourinho venció el domingo por 5-0 al Espanyol y está convirtiendo las goleadas en algo casi rutinario. Desplegó un juego espectacular y su hinchada se rompió las manos de aplaudir.

Salvo la derrota por 3-1 ante el Barcelona, el resto de los partidos jugados en el Bernabéu los ha resuelto marcando un mínimo de tres goles. Con su última goleada, el Real Madrid mantuvo los 10 puntos de ventaja sobre el Barcelona y sumó su vigésimo triunfo en los últimos 21 partidos del torneo.

Además lleva 85 goles en 25 encuentros, lo que le sitúa en una proyección de terminar con 134 goles. Supondría un récord absoluto en la historia de la Liga, cuya marca de 107 está justamente en poder de los blancos.

A estas alturas, cuando todavía faltan 13 jornadas para el final de la Liga, este Madrid es ya el décimo mayor goleador en la historia del torneo.

"El imperio del gol", tituló ayer el diario Marca, mientras As añadió: "El Madrid sacó brillo a los diez puntos de ventaja y dio otro paso hacia un récord de goles que se espera sideral".

Al frente se sitúa Cristiano Ronaldo, máximo goleador de la Liga con 30 tantos. El portugués acumula más goles que 12 equipos de la máxima categoría. El Real Madrid parece estar llegando al tramo final de la temporada, el decisivo, con buena parte de su plantel en plena forma. A la conocida regularidad de jugadores como Sergio Ramos, Xabi Alonso o Cristiano Ronaldo, se unen ahora dos jugadores como Higuaín y Kaká.

Ambos futbolistas fueron ensalzados por la prensa española por su gran actuación ante el Espanyol. A Higuaín le sirvió para romper una sequía de 50 días sin marcar con la camiseta blanca y el brasileño recordó al de sus mejores tiempos en el Milan.

Sin embargo, los hinchas del Real Madrid permanecen inquietos ante el futuro del argentino, que no quiso desmentir al final del encuentro ninguno de los rumores sobre su eventual marcha del equipo al final de esta temporada.

En cualquier caso, no le viene mal al Real Madrid sumar jugadores a su maquinaria, porque el calendario que le espera hasta el final es muy complicado.

El Barcelona jugó ante los rivales más exigentes en estas fechas y ahora será el Madrid el que tenga el calendario más complicado. Y también está la Liga de Campeones.

Pero lo cierto es que el Madrid llega a ese tramo decisivo convertido en una máquina de hacer goles y deslumbrando con su juego, algo que no hizo en el primer año de Mourinho como técnico blanco, marcado más por las polémicas y las quejas que por los triunfos.

Al contrario que la temporada pasada, el Real Madrid vive tranquilo y disfrutando de su fútbol, mientras el ruido y la polémica arbitral se trasladan al Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios