El Real Madrid tiene la Euroliga a su alcance

  • La escuadra de Joan Plaza se encomienda a los destellos de Raúl López para acabar con un resistente Akasvayu Girona

El pasaporte directo para la Euroliga 2008-09 que premia al ganador de la primera fase liguera sobrevuela al Real Madrid, que por lo demostrado ante el Akasvayu Girona también sabe ganar en las tardes menos lúcidas y, a falta de seis jornadas para dar forma a las series por el título, tiene la clasificación continental a un paso.

La grada y el choque tardaron en calentarse. El primer cuarto discurrió con una atonía inesperada. Mediado el encuentro, con 42-35 en el marcador, los triples sostenían al cuadro madrileño (6/13) y los tiros libres a los catalanes. Ni lo uno ni lo otro aclaraba el panorama de un choque menos intenso de lo supuesto.

Lo que nunca descuidó ninguno de los dos equipos fue la defensa. El tercer cuarto prolongó el incesante pulso destinado a evitar la creación del rival más que a producir. Gasol, con diez puntos y siete rebotes, aún tras un cuarto entero inédito, lideraba la estadística. Nadie había reunido más méritos que él. Ese dato podía considerarse lo único corriente. Porque el Madrid, que vivió de los triples hasta el descanso, perdió el tino, pero ni eso le arrebató la iniciativa. El Akasvayu esperaba mucho del cierre. Pensó que para ganar había que atar en corto lo que sucediera hasta encarar la recta final. Pudo darle resultado de no mediar Raúl López.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios