golf PGA Championship

Rahm gripa el motor cerca de la meta

Jon Rahm. Jon Rahm.

Jon Rahm. / SHAWN THEW / efe

Ambiocioso y ganador, Jon Rahm salió a por todas en la tercera jornada del PGA Championship, hipermotivado tras una modesta segunda ronda que lo dejó con tres sobre par a 11 golpes de la cabeza y también por ser el único defensor del pabellón español en Quail Hollow tras apearse Rafa Cabrera Bello, Sergio García y Pablo Larrazábal. La pena es que el bravo golfista vasco gripó el motor muy cerca de la meta en la penúltima vuelta del major que cierra el curso.

Culminó su ronda al par y hoy saldrá igual que ayer, con +3 en el total, pero bien pudo culminar los 18 hoyos del campo de Charlotte con cinco, seis o siete golpes menos. Iba el vizcaíno camino de dibujar la mejor tarjeta del movind day, a pesar de pinchar en el 5. Desde ahí, su secuencia fue maravillosa, con birdies en el 4, el 5 y 7 para concluir los primeros nueve con dos menos en el parcial. La magnífica tendencia tuvo continuidad y se embolsó otros tres regalos en el 10, el 11 y 14. De hecho, Rahm se encaramó a la sexta posición con dos bajo par.

Entonces, resbaló. Acaso las ansias por encarar el último día cerca de la cabeza le jugaron una mala pasada. En el 15, par 5, se metió en un lío e hizo bogey. No entraba en sus planes y perdió la concentración para concluir con un par de dobles bogeys en el 16 y el 18. Una lástima. El líder seguía siendo el estadounidense Kevin Kisner (-9) al cierre de esta edición, con su compatriota Chris Stroud y el japonés Hideki Matsuyama pisándole los talones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios