En Primera, el Recre nunca ha perdido en Pamplona

  • Un triunfo y un empate, balance recreativista en sus dos partidos en el feudo rojillo

Comentarios 1

En Primera División el Recre nunca ha perdido en Pamplona. El Decano ha jugado allí dos partidos en la máxima categoría del fútbol nacional, de los que ganó uno y empató otro. El antecedente victorioso ocurrió en la temporada 2002-03. El equipo albiazul, entrenado por Lucas Alcaraz, venció en la octava jornada en el entonces denominado campo de El Sadar -actualmente llamado Reyno de Navarra- por 0-1 gracias a un gol transformado por Cubillo, de penalti, en el minuto 84. Esa misma campaña en Huelva, en la 22ª jornada, ambos empataron (1-1) anotando Aloisi (50') el tanto rojillo y Mariano Pernía (84') el del Decano.

La pasada temporada el Recre empató (1-1) en el feudo rojillo en la trigésima jornada. Sinama Pongolle adelantó a los albiazules en el minuto 51, pero sólo tres después Cruchaga igualó la contienda. Antes, en el Nuevo Colombino el Recre había vencido (2-0) en la undécima jornada, gracias a los tantos anotados por Javi Guerrero (45') y Uche (75').

Pero los aficionados albiazules recuerdan perfectamente otros duelos entre el Recre y el Osasuna. Alguno de ellos, con mucho en juego. En Segunda División rojillos y albiazules se han visto cinco veces las caras en el feudo osasunista y en ninguna de ellas el Recre ha podido ganar. En la campaña 1975-76 perdió por 4-1 en la segunda jornada liguera. En la jornada inaugural de la 77-78 el Decano arañó un empate a uno. Dos campañas después (79-80) los albiazules encajaron una dolorosa derrota en Pamplona por 6-0. Ya en la 98-99 ambos equipos empataron sin goles en la octava jornada, pero el resultado más doloroso llegó una temporada después, cuando el Recre perdió en la última jornada de Liga por 2-1 con lo que descendía a Segunda B y el Osasuna lograba el ascenso a Primera División. Afortunadamente luego, el 1 de agosto, el club onubense recuperó en los despachos la categoría perdida.

Quizá el encuentro más recordado fue la histórica eliminatoria de semifinales de la Copa del Rey 2003. Aquel día el Ayuntamiento de Huelva instaló una pantalla gigante en la plaza de las Monjas para poder seguir el encuentro en directo. El Recre ganó 2-0 en la ida (con los goles de Benítez y Raúl Molina) y empató (2-2) en la vuelta, logrando acceder a la final del torneo del KO por primera vez en su historia. En ella cayó frente al Mallorca (3-0) en Elche. En Pamplona Xisco y Benítez, en la segunda mitad, neutralizaron los tantos logrados antes del descanso por Moha y Aloisi, llevando la alegría a las calles onubenses. En la capital aquella noche los festejos por la clasificación se unieron a la celebración del entierro del choco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios