recreativo

Peguero, punto y final

  • El club rescinde el actual contrato del técnico, aunque le deja abierta la puerta a que acepte desempeñar otras funciones con uno nuevo · Hay desacuerdos económicos y el tema acabará en en el Juzgado

Comentarios 1

No llegó al año en esta su nueva etapa en el Recreativo de Huelva. Julio Fernández Peguero, aunque no de manera oficial, sí de facto, ya no es el director deportivo del Recre, cargo que ocupaba desde que el 4 de abril de 2011 el consejo de administración presidido entonces por José Miguel de la Corte hizo oficial su nombramiento, después de que durante varias semanas antes ya trabajaba para el Decano después de su desvinculación del Ceuta.

Han sido 353 días en un cargo del que, también de facto, casi fue apartado desde que los nuevos accionistas mayoritarios del club tomaron el mando de la entidad, especialmente cuando Pablo Comas accedió a la presidencia, ya que confiaron las funciones de la dirección deportiva a Fernando Iturbe.

Ayer se le notificó la rescisión de su contrato a Julio Peguero, que expiraba el 30 de junio de 2013, aunque según apuntaron fuentes del club, se le deja la puerta abierta a que pueda seguir en la entidad, pero con un contrato nuevo y para desempeñar otras funciones.

Era un cargo y un contrato que se salían de las posibilidades de un club en Ley Concursal como el Recreativo de Huelva. Ese es el motivo por el que los dirigentes del Decano han tratado de llegar a un acuerdo con Julio Peguero para que modificara su situación contractual con la entidad, no que se marchara. Pero ha sido imposible. Simplemente porque cada uno ha defendido sus propios intereses. Lógico a todas luces y comprensible.

Que Julio Peguero no iba a ser el director deportivo era evidente. Primero porque ese cargo desaparecería del organigrama de la entidad; segundo porque el hombre fuerte en las cuestiones técnicas iba a ser el mencionado Iturbe; y tercero, porque se quería al técnico onubense en otras funciones, evidentemente remuneradas con cantidades inferiores.

Precisamente el desacuerdo principal ha estado en las cuestiones económicas, ya que lo que proponía una parte, no era aceptado por la otra. Una de las propuestas del club se basaba en que el técnico cobrara en siete temporadas lo que le correspondía de aquí al final de su contrato; mientras que una de las contraofertas de Peguero pasaba por acabar esta temporada con las mismas condiciones económicas, y luego negociar la siguiente.

Sin acuerdo se llegó a esta última semana en la que, según fuentes del club, se le ha hecho otras dos ofertas finales, que no han encontrado el sí de Peguero. Por eso ayer se le dio la carta de despido, que desde el club se entiende que es una rescisión de contrato, aunque con el matiz de que se le ha abierto la puerta a que, una vez acordado el fin de la actual relación contractual, seguir en la entidad con otro nuevo y con funciones distintas a las actuales. Lo que se le ha venido ofreciendo a Peguero en las últimas semanas, y que no fue aceptado por el onubense, por lo que resultaría extraño que al final lo diera por bueno.

Todo hace pensar que el asunto acabará en el Juzgado, ya que es más que probable que Julio Peguero no esté de acuerdo con las condiciones de la rescisión de su contrato. Esto tendrá que decidirlo el propio técnico, que cuando se le ha preguntado con anterioridad sobre el asunto, siempre se remitía a lo que tenía firmado desde el pasado 4 de abril de 2011.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios