Grupo B

Nigeria: Octavos, la barrera de las 'Superáguilas'

Quizá sea el país más popular del continente africano pero, futbolísticamente hablando, siempre ha vivido a la sombra de Camerún, aunque en los últimos años esta tendencia ha cambiado y el pueblo nigeriano cada vez está más orgulloso de su selección.

La eclosión de Nigeria en el concierto internacional puede considerarse tardía, pero las Superáguilas Verdes se han ido abriendo paso entre otros combinados de mayor calado para hacerse un hueco en la fase final de cada Mundial.

Esta será su cuarta presencia en este certamen, después de las de 1994, 1998, 2002 y una dolorosa ausencia en Corea y Japón. En los Mundiales, nunca ha pasado de octavos de final, pero su fútbol potente y vertical ha dejado huella en los aficionados.

Campeón de la Copa de África en dos ocasiones (1980 y 1994) y oro olímpico en Atlanta'96 -el único país del continente que lo ha logrado junto a Camerún- Nigeria, número 22 en el ránking de la FIFA, aspira hacer grandes cosas fuera del territorio africano.

Pese a acabar el torneo preliminar invicto (9 victorias y 3 empates), las Águilas han pasado más apuros de los previstos para ganarse el billete hacia Suráfrica.

Sus tres empates en la segunda fase, el primero de ellos ante la débil Mozambique (0-0) en el partido de apertura de la liguilla, le obligó a ir a remolque de Túnez hasta el último suspiro, cuando se salvó de la eliminación en un sorprendente partido ante Kenia.

El 14 de noviembre de 2009, los nigerianos perdían por 2-1 en Nairobi, cuando el delantero Obafemi Martins, que había saltado al terreno de juego en la segunda parte, le dio la vuelta al choque con dos tantos en la recta final. Eso, y la sorprendente derrota de Túnez en Maputo ante Mozambique (1-0), volcaron la clasificación y colocaron a Nigeria de nuevo en la elite.

Martins es sólo uno de los interesantes delanteros que tiene este equipo, sobrado de jugadores potentes y veloces en punta, como Yakubu Aiyegbeni y Peter Odemwingie, así como los jóvenes Victor Obinna e Ikechukwu Uche y el veterano Nwankwo Kanu, que este verano afrontará su último gran campeonato.

La solidez de Jon Obi Mikel en la media y la autoridad de su capitán, Joseph Yobo, en el eje de la zaga, aportan el equilibrio al combinado que dirige el discutido Shaibu Amodum, que tendrá la oportunidad de disfrutar de su primer Mundial.

De hecho, Amoud, cuya labor principal ha sido conjuntar un equipo integrado casi a partes iguales por jóvenes talentos e ilustres veteranos, ya ha dirigido a las Águilas en otras dos ocasiones.

En 2002, las clasificó para el Mundial de Corea del Sur y Japón, pero no llegó a dirigir al equipo en la fase final, pues meses antes fue destituido al caer en semifinales de la Copa de África.

Alineación tipo: Enyeama; Adefeni, Adeleye, Yobo, Echiejile, Mikel, Yusuf, Olofinjana, Aiyegbeni, Odemwingie e Ikechukwu Uche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios