Nadal y Djokovic vuelven a citarse

  • El manacorí derrotó en dos sets a Fernando González al tiempo que el serbio se deshizo en tres del suizo Federer

El español Rafa Nadal y el serbio Novak Djokovic medirán fuerzas de nuevo en la final del Masters 1000 de Roma, cuarto de la temporada, después de que hace dos semanas se disputasen el título en Montecarlo.

Nadal sumó la victoria número 29 de manera consecutiva sobre tierra batida y, además, ante Fernando González dejó patente una vez más su enorme superioridad sobre la arcilla roja, incluso cuando ha quedado patente que no se encuentra en su mejor momento de forma.

El manacorí cedió un servicio en blanco en la primera manga. Sin embargo, eso no supuso un obstáculo puesto que sumó hasta tres saques al resto para terminar doblegando al tenista chileno por 6-3. El suramericano arriesgó con su enorme golpe de derecha, pero Nadal aplacó su fuerza con el tenis-control del que hace gala en numerosas ocasiones.

En el segundo set, Nadal encarriló el triunfo con un 3-0 de inicio. Luego ya no habría historia porque González no pudo poner en aprietos a su adversario. El último reto para Nadal y su cuarto Masters de Roma será Djokovic, quien clamó venganza tras perder en Montecarlo después de que en aquella ocasión le hiciera un set a Nadal y tuviera opciones en el tercero y definitivo.

Previamente Djokovic, tercer jugador mundial, había superado en tres sets (4-6, 6-3 y 6-3) a su predecesor en el escalafón, Roger Federer. El balcánico, que perdía por 6-4 y 2-1 cuando la lluvia interrumpió el encuentro, mejoró sensiblemente su versión en el regreso a la pista y acabó con un Federer que parece agotarse con el paso del tiempo.

El tenista suizo había rayado a buen nivel en la primera manga, en la que se aprovechó de un fallo de concentración de Djokovic para romperle el servicio y apuntarse el parcial por 6-4. En la segunda manga, el guión parecía incluso mejor para Federer, que rompió de inicio y tuvo una oportunidad de ponerse 3-0 e incluso otra para 4-1.

Pero Djokovic, con grandes golpes de derecha, recuperó el pulso al encuentro y con 4-3 a su favor consiguió el primer break sobre Federer para ajustar el marcador por 6-3. El balcánico también se recompuso cuando cedió su saque con 2-1 en el tercer set.

Federer, que todavía no ha ganado un torneo este año y no juega una final desde que lo hiciera en el Abierto de Australia, no supo aprovechar la ventaja de 3-1 y no volvería a hacer un juego más en Roma. Cinco consecutivos de Djokovic, incluidos tres al resto, le otorgaron la posibilidad de revalidar el título de la capital italiana. Enfrente tendrá de nuevo a Nadal, su gran enemigo en la tierra batida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios