Muchas trabas para el Recreativo

Era de esperar. El tropiezo de ayer en Ceuta entraba en los planes del cuerpo técnico recreativista ya que el Goyu Ryu en su feudo se muestra intratable.

Los dirigidos por Manolo Espina salieron de Ceuta perjudicados por el juego de su rival y por las decisiones arbitrales, que permitió numerosas faltas sobre los onubenses; y en los primeros minutos de partido ya se hizo notar con un libre indirecto dentro del área muy riguroso. El recreativista Cristian cedió el balón al meta Sergio que al tratar de despejar chocó con un delantero y el colegiado decretó el libre indirecto que transformó Panadero.

No le dio tiempo a reaccionar a los onubenses que se encontraron con este jarro de agua fría nada más comenzar. Aún así, el Recreativo tiró de garra para salvar los muebles pero le fue imposible debido a las numerosas faltas que el colegiado señaló en contra de los andaluces y de fueras de juego una vez llegados al área rival.

A los veinte minutos de juego, otra decisión arbitral volvía a poner al bando albiazul contra las cuerdas, con dos goles de desvantaja, algo ya casi imposible de remontar. Un nuevo libre indirecto dentro del área por tener el balón más tiempo de lo debido el meta visitante, acabó otra vez en el fondo de las mallas por medio de Panadero, al sacar la falta rápido.

El Recre seguía peleando pero de forma estéril, y trató de controlar el partido de otra forma para evitar lesiones y más sanciones que le dejase en cuadro para los próximo partidos.

Los onubenses Samuel y Héctor tuvieron en sus botas sendas ocasiones para poner más emoción al partido, pero sus disparos se estrellaron en el travesaño.

En los últimos minutos de la segunda mitad, Hanna bajo palos libre de marca, remató en claro fuera de juego hacia la portería, haciendo el definitivo 3-0 de un choque en el que los onubenses pelearon inútilmente ante un adversario difícil de batir en su propio campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios