fútbol liga santander

Messi cambia el guión ante el Sevilla

  • El Barcelona consigue recortar dos goles de diferencia en apenas un minuto

  • Los locales perdonan arriba

Messi golpea la pelota para firmar el tanto del empate ante el Sevilla en el encuentro disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Messi golpea la pelota para firmar el tanto del empate ante el Sevilla en el encuentro disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

Messi golpea la pelota para firmar el tanto del empate ante el Sevilla en el encuentro disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán. / antonio pizarro

Un gol de Luis Suárez en el 88 y otro de Leo Messi, en el mismo minuto, equilibraron el 2-0 con el que el Sevilla ganaba, con lo que el Barcelona sigue invicto en la liga, aunque estuvo cerca de cortar su racha.

Un gol del Mudo Vázquez a los 36 minutos de juego puso al Sevilla por delante en el marcador (1-0) en el descanso del partido que disputó ante el Barcelona en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Valverde prefirió no forzar a Messi, quien arrastra unas dolencias musculares, y lo dejó en el banquillo a la espera de la evolución del partido, y también contó con otra ausencia de peso como la del lesionado Sergio Busquets.

La proximidad de la ida de los cuartos de la Champions, con las visitas del Bayern de Múnich al Sánchez-Pizjuán y la del Roma al Camp Nou, pareció tenerlo más en cuenta el Barcelona, porque Vincenzo Montella puso al Sevilla titular, con la vuelta además de Jesús Navas tras algo más de un mes lesionado.

El equipo azulgrana quiso desde el inicio mostrar que no sólo es Messi y pretendió ser protagonista con el balón ante un rival que corrió mucho para presionar.

Luis Suárez avisó antes de que se cumplieran los primeros diez minutos, pero su remate por bajo se fue demasiado cruzado, aunque tras ese susto para los locales llegó otro para los visitantes en un lance en el que Correa estuvo lento para armar el disparo.

No obstante, ese lance hizo redoblar los esfuerzos sevillistas para complicarle la vida al Barça y Luis Muriel cabeceó mal con la oposición de Ter Stegen, preludio de otro remate de cabeza fallido por Correa.

El Sevilla tomó entonces el mando con jugadas a la contra que pusieron peligro pero que en la definición final le costaban caro ante un rival que también siempre que se acercaba a Sergio Rico buscaba con ganas abrir el marcador.

En este intercambio del golpes el primero que acertó fue Franco Mudo Vázquez, quien tras un buen pase de Correa dentro del área chica sorprendió a Ter Stegen con un remate muy suave.

El tanto local llegó en el minuto 36 y de ahí hasta el descanso el Sevilla supo aguantar bien para irse a los vestuarios en ventaja, pero con todo un mundo aún por disputarse.

Dio la impresión de que el Sevilla salió en la segunda parte como si fuera perdiendo, pues se fue hacia arriba, y el colombiano Luis Muriel logró a los a los cuatro minutos de la reanudación poner el segundo tanto de su equipo.

Montella dejó sentado en el descanso al lateral derecho Mercado, con una tarjeta amarilla, y sacó en el puesto al Layún, mientras que Valverde, ya con el 2-0, aunque bien pudo ser con un 3-0 en un remate de Mudo Vázquez que se fue fuera, hizo ingresar a Messi.

Sólo con la presencia del astro argentino le entraron los miedos al Sevilla cuando faltaba algo más de media hora de juego y con un Barcelona que se iba con todo hacia la remontada.

Además, los locales también perdonaron a la contra, como en varias ocasiones de Muriel u otra clara de Banega, y eso dio pie a que el Barça aún siguiera vivo, aunque el tiempo pasó en contra de sus intereses ante la meta de un rival ya muy gastado físicamente.

Luis Suárez logró acortar distancias con el 2-1 en el 88 y en ese mismo minuto Messi empató a dos y aún con tiempo para que pasara algo más, aunque de ahí no se pasó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios