Meritorio empate del Cartaya

  • Los rojinegros frenaron a la Balompédica Linense en su 'exilio' de Estepona

La Real Balompédica desaprovechó ayer una oportunidad de oro para auparse a los puestos de liguilla, pero sólo pudo empatar con el Cartaya en su último encuentro del exilio. Los albinegros jugaron con un hombre menos durante una hora por la expulsión de Johny, pero fueron los únicos que demostraron que querían llevarse los tres puntos. Los rojinegros apenas aparecieron en ataque, aunque en el tramo final llevaron mucho peligro en un par de contragolpes bien solventados por David Pérez.

Los linenses encajaron el tanto cuando el encuentro aún no tenía dueño. Guarte lanzó una falta desde la frontal en el minuto 8, el balón tocó en la barrera y pilló a contrapié a David Pérez.

La Balona no encontraba el camino que le llevase a la meta de Roque debido a la presión que ejerció el Cartaya, que tapó bien las vías, sobre todo el centro del campo. Los albinegros aparecían a ráfagas: un centro de Gallardo que Manrique remató blandito o un cabezazo de Noel que el meta Roque atrapó sin problemas fueron los acercamientos más peligrosos antes de que llegase el empate. Miguélez apareció en la frontal del área para servir un gran pase a Noel, que se deshizo del meta para igualar de nuevo el partido. Era el minuto 27 y el tanto dio alas a los de Carlos Ríos. Sin embargo, en el minuto 30 el colegiado enseñó a Johny su segunda cartulina amarilla por una falta en el centro del campo. El técnico balono pasó a Barrios al eje de la defensa y más tarde introdujo a Ismael Chico en el centro del campo en sustitución de Gallardo para recomponer líneas.

Tras el descanso el Cartaya dejó ver sus intenciones. Los onubenses se conformaban con un punto y lo demostraron en las continuas pérdidas de tiempo de sus jugadores. La Balona, que jugaba con un hombre menos, tomó las riendas del encuentro, pero no logró la remontada. Sólo Miguélez, arrancando desde muy lejos del área, y Noel, que protagonizó dos buenas oportunidades, eran capaces de poner algo de ritmo al ataque. No había noticias de Manrique, muy perdido en la banda derecha; Copi, que se situó en la izquierda, no tuvo su día.

Las continuas llegadas de la Balona no llevaban el suficiente peligro, aunque Miguélez, con un disparo desde la frontal tras un eslalon (66') y Noel, en vaselina (83'), pusieron el 'uy' en las gradas. Sin embargo, los visitantes pusieron en peligro a los linenses en un par de contragolpes. En el primero (68') David Pérez metió la punta de los dedos para desviar a córner un disparo cruzado de Guarte, y en el 83' el meta albinegro tuvo que salir de su área para cortar el avance de Tinoco.

La ocasión más clara de la Balompédica llegó en un córner en el minuto 85. El balón quedó muerto en el área, pero tras varios rechaces un defensor cartayero despejó el peligro. El encuentro finalizó con un nuevo ataque del Cartaya en el que David Pérez tuvo que salir de su área cuando los albinegros seguían buscando el tanto de la victoria, aunque con más corazón que cabeza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios