El Madrid define piezas ante el Rosenborg, sólo un juguete

El Real Madrid conquistó el Trofeo Santiago Bernabéu, por quinto año consecutivo, dándose un festín de fútbol y goles ante el modesto Rosenborg (4-0), con una primera parte brillante con golazos de Lassana Diarra y Benzema, en un encuentro que asienta las nuevas ideas instaladas por Pellegrini.

Con una defensa improvisada ante las bajas de Sergio Ramos, lesionado, y Pepe, que debe cumplir aún cuatro partidos de sanción, Pellegrini ya tiene sus elegidos. Con la inamovible pareja Lass, el destructor, y Xabi Alonso, el cerebro, el fútbol ofensivo por el que apuesta el técnico chileno junta a Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzema y, como no, Raúl.

El capitán se ha hecho con el puesto. Gana la partida de inicio a Higuaín, el futbolista más brillante de la irregular pasada campaña. Y se le ve cómodo rodeado de grandes jugadores. Moviéndose entre líneas, asociándose de primeras y dejando la responsabilidad del gol al nueve del equipo.

Benzema es letal. Necesita media ocasión para marcar. Encajan las piezas blancas y el Real Madrid abusó de un rival menor. Entregado al rival, el equipo noruego, dominador en su país, fue sólo un juguete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios