Grupo E

Japón: Ágil pero poco consistente

Japón, un equipo ágil que pasa rápido el balón pero adolece de debilidad física, acude a Sudáfrica decidido a dar la campanada y quedar entre los cuatro primeros, en la que será su cuarta participación consecutiva en un Mundial.

Su entrenador, Takeshi Okada, ha querido dar a los samurai azules un estilo distinto y más japonés: movimientos cortos y rápidos de los futbolistas, veloz circulación de la pelota en el centro del campo y, cuanto más ocasiones se creen cerca de la meta contraria, mejor.

Su gran debilidad es no obstante física pues a los jugadores nipones les falta envergadura, pierden bastante el balón y su defensa no es siempre consistente.

Aunque la selección japonesa ha ido mejorando y es cada vez más competitiva, en un país también más interesado por el fútbol que hace unos años, adolece de falta de estrategia y de visión de juego, y le queda mucho por aprender, según medios especializados nipones.

"El objetivo es quedar entre los cuatro primeros equipos del mundo, queremos sorprender al mundo", ha dicho Okada, quien se hizo cargo de la selección en noviembre de 2007 después de que su predecesor, el bosnio Ivica Osim, sufriese un infarto cerebral que lo ha apartado definitivamente de las bancadas.

Durante sus tres años en el cargo, Osim trató, sobre todo, de darle un aire nuevo a la selección nipona y de rejuvenecer al equipo, tarea que ha tratado de seguir el actual técnico nipón.

Takeshi Okada fue, curiosamente, el primer entrenador que clasificó a Japón para un Mundial, el de Francia en 1998, donde los "azules" quedaron eliminados en primera ronda con tres derrotas, frente a Argentina, Croacia y Jamaica.

En total la selección nipona ha participado en tres Mundiales y a lo máximo que ha llegado es a octavos.

Su meta de alcanzar en 2010 las semifinales puede parecer un tanto visionaria, aunque lo cierto es que en la fase clasificatoria Japón logró el pase a Sudáfrica con autoridad y fue además uno de los primeros equipos en asegurarse el puesto, en junio pasado.

En 2002, en la Copa que albergaron conjuntamente Japón y Corea del Sur, la selección nipona consiguió su mejor clasificación hasta la fecha.

Bajo la dirección del técnico francés Philippe Troussier, Japón ganó en primera ronda a Rusia y Túnez y empató contra Bélgica, para ser eliminado en octavos por Turquía por la mínima (0-1).

Sin embargo en el Mundial de Alemania Japón cayó de nuevo en primera ronda, con sólo un empate a cero ante Croacia y dos dolorosas derrotas contra Australia y Brasil, que le costaron el puesto a su entonces entrenador, el brasileño Zico.

En Sudáfrica, Japón apunta más alto tras una fase clasificatoria en la que ha dejado destellos de calidad.

La selección de Okada fue la primera en reservar plaza para el Mundial junto a las dos Coreas y Australia, que la superó en su grupo por cinco puntos (20 frente a 15).

En la última fase clasificatoria, Japón ganó ocho partidos, empató cuatro y perdió dos -ambos como visitante-. Marcó 23 tantos y recibió nueve goles en contra.

Selló su pase al Mundial de 2010 el 6 de junio de 2009, antes de concluir todos los partidos en juego, con una victoria a domicilio ante Uzbekistán gracias a un único gol marcado por el delantero Shinji Okazaki, del Shimizu, y uno de los héroes de la fase clasificatoria.

Las otras figuras de la selección japonesa son el centrocampista del Espanyol Shunsuke Nakamura, el defensa Marcus Tulio Tanaka del Urawa Reds y el jugador del año en la última Champions League asiática, el mediocampista Yasuhito Endo, del Gamba Osaka, ganador de la J-League nipona.

Pese a su veteranía, Endo, Tulio y Nakamura están entre los jugadores que más minutos han disputado con Osim y Okada, y su experiencia es un tanto a favor.

Un once ideal de la selección de Japón estaría conformado por el fiable Seigo Narazaki en la portería; los defensas Tulio, Atsuto Uchida, Yuji Nakazawa y Yuichi Komano; los centrocampistas Makoto Hasebe, Yasuhito Endo, Shunsuke Nakamura y Daisuke Matsui, y, en la delantera, Shinji Okazaki y Yoshito Okubo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios