fútbol eliminatorias de ascenso a división de honor y a primera andaluza

Igualada y todo por decidir

  • El Aroche reclama un penalti y el árbitro deja con diez a ambos equipos

Formación inicial que presentó ayer el Aroche en su duelo con el Pinzón en esta primera eliminatoria de ascenso. Formación inicial que presentó ayer el Aroche en su duelo con el Pinzón en esta primera eliminatoria de ascenso.

Formación inicial que presentó ayer el Aroche en su duelo con el Pinzón en esta primera eliminatoria de ascenso. / peneke

Aroche y Pinzón resolverán su eliminatoria de ascenso en el partido de vuelta tras empatar sin goles ayer en la ida.

Día grande en el pueblo de Aroche; el Nuevo San Mamés registró la segunda mejor entrada de su historia, desde por la mañana se respiraba un ambiente especial en el pueblo, amenizado por una caldereta para congregar a la afición.

El encuentro empezó con mucho respeto entre ambos equipos, que se conocen muy bien de la liga regular; el choque era aburrido y un Aroche espoleado por su afición rondaba con más peligro el área de Camacho. En el m. 32 David Pereira probó a Javi pero paró sin mucho peligro, la réplica llegaría en el 43' cuando Juli saca una falta escorada buscando la escuadra pero Camacho, muy atento, desvía a córner, que se saca y Tejero caza un rechace pero Camacho volvió a salvar a su equipo, llegándose poco después al descanso.

En el intermedio los niños y los no tan niños se fotografiaron con Escudero, jugador del Sevilla FC, que se puso el polo de la peña El Perreo.

Comenzó la segunda mitad con un Aroche más enchufado y en el minuto 46 Tejero, muy activo desde que entró, se va de su par y su disparo al palo corto da en el lateral de la red; en el m. 50 llegó la polémica cuando el colegiado no vio un posible penalti a Isaac que levantó los ánimos de la grada. Cinco minutos más tarde respondió Cata, que llevó peligro en todo el encuentro, pero su disparo lejano se va a la parte superior del larguero. En el 65 de nuevo el Pinzón lleva peligro pero esta vez Abelardo cruza demasiado el esférico; en el 75' otra acción para la polémica: Cata se marcha a 70 metros de la portería y Juli lo zancadillea por detrás, el colegiado lo interpretó como agresión (cosa que no fue) y lo manda a la caseta con roja directa.

El Aroche se replegó con 10 hombres y buscaba contras mientras el Pinzón tocaba y tocaba sin crear peligro. En el 86' el árbitro igualó la contienda y expulsó a Raúl Molina con dos amarillas en 4 minutos; también rigurosa su expulsión, lo que se conoce como la ley de la compensación, llegándose poco después al final con una grada volcada al canto de Sí se puede, sí se puede.

Ambos equipos salieron satisfechos por su trabajo en el campo; el Aroche por empuje y garra mereció un poquito más. Todo se decidirá en Los Príncipes, donde la afición local ya prepara el desplazamiento a Palos de la Frontera para intentar sorprender al Pinzón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios