Hogar, triste hogar para el Recre

  • El plantel onubense está deshecho tras consumar una nueva derrota en el Nuevo Colombino, en un partido "importantísimo" que se le puso "muy cuesta arriba" con un marcador en contra

Las ilusiones por los suelos. El plantel albiazul afrontaba el encuentro de ayer ante el Deportivo con la ilusión de lograr de una vez por todas una victoria en casa que sirviera para hacer valer los tres puntos conseguidos en Pamplona, para tener más cerca el objetivo de la salvación y para agradar a la afición onubense. Nada salió como esperaba. Al final, una desoladora derrota más en el Nuevo Colombino y un vestuario deshecho.

"Ahora mismo estamos muy tocados -reconoce Rafa Barber- teníamos un partido importantísimo como el del día del Mallorca pero no lo resolvimos, nos sigue costando mucho ganar en casa". Y más aún con un marcador que se les puso en contra hasta en dos ocasiones, según el centrocampista. "Normalmente empezamos los partidos recibiendo goles y así se te hace más duro continuar, no obstante, hicimos lo más difícil, que era empatar y nos fuimos a los vestuarios con ganas de remontar en la segunda parte pero entonces volvieron a adelantarse y eso fue un nuevo varapalo, nos costó reaccionar, el partido se abrió, ellos tuvieron sus ocasiones, también nosotros pero no pudo ser".

Aitor coincide con su compañero en la dificultad que entraña disputar un encuentro con el marcador en contra y recuerda que era uno de los aspectos en los que había trabajado el equipo en los últimos días. "Habíamos hecho hincapié esta semana en el hecho de salir más sólidos al campo y evitar goles tempraneros del rival para así poder afrontar el encuentro en igualdad de condiciones que el contrario pero una vez más volvió a repetirse la misma historia que en anteriores partidos en casa y nos metieron un gol que nos rompió todos los esquemas", lamenta.

Jesús Vázquez añadía también el hándicap que supone para un equipo encontrarse con un gol del rival, fruto de su única ocasión, y lo cuesta arriba que se le pone al Recreativo remontar en sus circunstancias. "Empezar el partido dominando y ver que el Dépor llega una sola vez y te mete un gol es algo que ya te quema porque, además, nosotros necesitamos mucho para anotar -dice el onubense- no obstante, lo intentamos y logramos la igualada pero encontrarnos en la segunda parte con un nuevo gol en contra, con el nerviosismo y la falta de confianza que ahora tenemos, todavía se hace más difícil".

Por su parte, Iago Bouzón considera que el equipo, tras el descanso, pudo acusar la entrega y el sacrificio de los primeros 45 minutos. "El Recre hizo un esfuerzo enorme en la primera mitad, tuvo sus ocasiones y la recompensa sólo fue un empate -explica el defensa gallego- quizás en la segunda parte notó todo ese esfuerzo".

Tras el encuentro de ayer, el lema del equipo no puede ser otro que "hacer tres de tres". En ello coinciden todos los jugadores. "Hay que ganar los tres partidos que faltan como sea, dar todo lo que tenemos -asegura Maidana- es posible, depende de nosotros". De los tres últimos encuentros, según Ersen Martin, "hay que sumar 9 puntos como sea, tenemos tres finales, de no ganar, estamos en Segunda División".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios