El Herrerías da primero a un Valverde rácano

  • El choque se desarrolló con un juego excesivamente parado

Poco fútbol y excesivo juego detenido por absurdas e inexistentes faltas. Así se desarrolló el partido de ida de las eliminatorias de ascenso a Regional Preferente que dirimió el Herrerías ante el Valverde CF en la tarde de ayer en la localidad minera.

Fueron noventa minutos donde el equipo visitante llegó al feudo minero con poca intención de doblegar a su oponente, ya que pocas muestras dio de ello a lo largo de todo el envite, mostrando un juego rácano y pobre, y sólo dedicado a perder tiempo con absurdas faltas. Poco tiempo estuvo el balón en movimiento en el primer periodo, ya que eran constantes las jugadas cortadas por el colegiado por reiteradas faltas, no sancionándolas con cartulinas.

El equipo local fue quien más ahínco puso por llevarse el gato al agua, aunque lo tuvo complicado ante la muralla defensiva bien organizada por el Valverde. Pero aún así, las rápidas jugadas a la contra dejaban en jaque a la zaga, y a los diez minutos, Rodri ya empezó poniendo cerco al meta valverdeño, que atajó un disparo cruzado muy ajustado.

Los valverdeños no eran estatuas, ni mucho menos, y cuando se le presentaba alguna oportunidad también le sacó los colores a un Herrerías que se las vio y las deseó en defensa con el habilidoso y rápido Eugenio. El ariete valverdeño encaró al cuarto de hora de juego a Juan José tras marcharse en velocidad, pero envió el balón por encima del larguero.

La réplica a esta jugada no tardó en llegar, ya que Texeira tuvo en sus botas un balón de oro para abrir la cuenta. Centro de Gera que controló dentro del área el mediapunta local, pero su disparo se marchó lamiendo el poste.

Tras esta acción, el Herrerías creyó más en sí mismo y sacó su garra para hacerse con el partido. Pudo llegar el 1-0 en una acción de Gorri I, la más clara del partido, al plantarse solo ante Juan y fusilarlo, pero le ganó el mano a mano el cancerbero. El bando local se echaba las manos a la cabeza ya que no veían como el marcador aún no se había movido con tan claras ocasiones.

El equipo entrenado por Cassiano volvió a asustar por segunda vez, al coger las espaldas a la defensa Eugenio para encarar a Juan José, aunque finalmente Gera le 'robó la cartera' al ariete visitante por detrás antes de chutar.

El partido estaba abierto, pero los pupilos de Rodrigo Pérez llevaban la batuta de un juego muy ralentizado. Aún así, antes de marcharse al descanso, llegó la recompensa para el Herrerías, cuando Rodri tocó lo justito con la punta del pié para batir a Juan tras un pase en profundidad de Abel.

En el segundo periodo, el juego poco varió, aunque en esta ocasión, el Valverde arriesgó más para buscar un empate que no llegaría. Estuvo siempre más cerca un gol de los locales que una jugada de peligro del Valverde.

No se conformaba el Herrerías con el solitario tanto, ya que eran conscientes de la dificultad del partido de vuelta en tierras valverdeñas, donde tendrán que sudar sangre para mantener el pulso a su favor.

En este periodo, el Herrerías perdió fuelle arriba una vez que el técnico Rodrigo sacó del campo a los hermanos Gorri, y dejando solo arriba a Marco, que poco pudo hacer.

Justo triunfo minero, aunque corto y peligroso para encarar el partido de vuelta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios