Fútbol l Copa del Rey

Guti salva al Real Madrid del desastre en el minuto 93

  • Los jugadores del Alicante soñaban con la prórroga gracias al empate de Borja

Comentarios 0

Un gol de Guti sobre la hora evitó un nuevo desastre blanco en Copa del Rey, competición a la que el Real Madrid no coge la medida, ante un equipo de Segunda B, el Alicante, que brilló en el estadio Santiago Bernabéu.

Volvió el fútbol y los nervios al coliseo de la Castellana tras el parón navideño. El primer partido de 2008 era la oportunidad esperada por jugadores poco habituales, con Soldado a la cabeza.

Su presencia en la delantera fue la gran novedad del equipo de Bernd Schuster. Saviola tuvo su oportunidad en la ida. La desaprovechó. Hoy era el momento de Soldado. Cansado del ostracismo al que estaba relegado, pidió su salida en el mercado invernal y el técnico blanco ha reflexionado.

Con mitad de aforo y un intenso frío en la capital, el partido ante un equipo de Segunda B como el Alicante, que ha demostrado en la eliminatoria su gusto por el fútbol de toque, no era el escaparate más motivador para jugadores como Guti y Robben.

La lesión de Metzelder hacía jugar a Sergio Ramos. Su poderío físico puede con todo, a pesar de ser el jugador de campo que más minutos lleva acumulados. Actuó de central, pensando sólo en fútbol en un momento clave, con el interés del Milán que sus representantes trasladarán al Real Madrid, para que de una vez por todas se revise su contrato si la directiva quiere seguir viéndole vestido de blanco.

El caso de Guti es el más sorprendente. De ser pieza imprescindible en el puzzle de Schuster a no jugar ni un minuto en el Camp Nou en el último partido de 2007, hay un abismo. El encuentro de Copa se le quedó pequeño. Su recital de pases se oscurece con el enfado a fallos de sus compañeros en jugadas. Anda mosqueado y se le nota. Su gol final perdona todo.

Ricardo, portero suplente del Alicante, comenzó a ganar protagonismo con el paso de los minutos. Sacó dos remates claros de Soldado y un disparo de Higuaín, antes de encajar el primero, en el minuto 32 tras un buen disparo de Robben.

Como en años anteriores la relajación le salió cara al conjunto blanco cuando el delantero alicantino Borja, canterano madridista, daba la campanada con el gol de la igualada.

Gago se estrelló con el palo y Guti se desesperaba porque no entendían sus pases, por lo que e cansó de asistir para decidir la eliminatoria cuando el partido se encaminaba a la prórroga. Se cumplía el minuto 93 y sacó un zurdazo imparable para repetir la historia del partido de ida. Un duro castigo para el Alicante.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios