Guardiola, el comienzo de una era

  • El técnico azulgrana logra su primer título como entrenador, pero apunta al triplete esta campaña

Pep Guardiola consiguió su primera Copa del Rey como técnico en el año de su debut en el banquillo blaugrana, aunque no es la primera, ya que como jugador conquistó otras dos.

Con la victoria sobre el Athletic en Mestalla (1-4), el técnico de Santpedor logró su primer título como entrenador, y ahora afronta la persecución de la Liga y el más complicado de la temporada, una Liga de Campeones que se jugará el 27 de mayo ante el vigente campeón, el Manchester United.

De conseguir el ansiado triplete, sería el broche de oro a una temporada brillante del Barcelona, en el que Guardiola ha dotado de estilo propio a su equipo. El antiguo capitán y '4' por excelencia del Barça ha impuesto un juego made in Barcelona, con sus herederos Xavi e Iniesta al frente de una orquesta muy bien dirigida por él desde la banda.

Con esta Copa del Rey, Guardiola estrena su palmarés como técnico. Sin embargo, ya tenía dos en su haber, las conseguidas en las temporadas 1996-1997 y 1997-98, si bien en ésta última no pudo jugar por lesión. En la primera, en cambio, fue titular y contribuyó a ganar al Betis (3-2) en Madrid, el 28 de junio, con dos goles del portugués Figo y otro del hispano-argentino Pizzi, autor del tanto que dio el pase a los blaugrana a la final en un partido épico contra el Atlético de Madrid (5-4 en el Camp Nou con remontada incluida).

Del resto de Copas del Rey disputadas por el ahora entrenador blaugrana, destaca el hecho sucedido en la temporada 1999-2000, cuando el Barça, capitaneado ya por Guardiola, se negó a jugar el partido de vuelta de semifinales en el Nou Camp ante el conjunto colchonero, perdiendo así por 3-0 debido a incomparecencia.

Debido a la coincidencia de la fecha del partido con otros internacionales FIFA, el Barcelona llegó al encuentro con sólo 11 jugadores, siendo tres de ellos porteros. Sin embargo, la Federación se negó a cambiar el día del choque y el plantel, con Guardiola al frente, se quedó en la banda del Camp Nou y tras hablar éste con el árbitro, se volvieron al vestuario.

Ahora, la Copa del Rey le ha dado una muy buena noticia a Guardiola. A partir de ahora, pase lo que pase, siempre podrá decir que su primer título a las órdenes del Barcelona y que puede marcar el inicio de una nueva era del club catalán llegó en Mestalla, ante el Athletic de Bilbao, en una final de Copa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios