Grave error de Velasco Ortega en La Línea

  • El árbitro malagueño perjudicó al Mairena al malinterpretar el reglamento

El colegiado malagueño Sergio Velasco Ortega cometió ayer un gravísimo error en perjuicio del Mairena, por mala interpretación del reglamento, cuando impidió al delantero sevillano Raúl Domínguez repetir el lanzamiento del penalti que había transformado en el marco de David Pérez, entregándole el esférico al conjunto local para que ejecutarse un golpe franco desde la frontal del área.

Velasco Ortega sancionó penalti a favor del Mairena en el minuto 26 -con 1-0 en en el macador y apenas dos minutos después de haberlo hecho en el otro área- en un lance desconcertante, en el que no existió falta y en el que además amonestó a Johny. Incluso miembros de la expedición visitante reconocieron a este periódico que no había existido falta del zaguero barreño.

Raúl Domínguez transformó la pena máxima, pero el trencilla mandó, en primera instancia repetir. Cuando el futbolista visitante estaba colocando el esférico, se lo arrebató y lo entregó a la Balona para lo que lo pusiese en juego. Después de unos segundos se acercó al banquillo de Eusebio Navarro para explicar que se trataba de "una nueva reglamentación" según explicaron miembros del club visitante.

Pues bien, el reglamento que tiene colgado la Federación Española de Fútbol en su web oficial dice, en el epígrafe reglas de juego, punto XIV, apartado infracciones y sanciones C, lo siguiente: "Si el árbitro da la señal para ejecutar un penalti, y antes de que el balón esté en juego un compañero de equipo del ejecutor entra en el área de penalti o se coloca por delante del punto de penalti o a menos de 9,15 m. del mismo el árbitro permitirá que continúe el lanzamiento. Si el balón entra en la portería, se repetirá el penalti. Si no entra en la portería, se señalará un tiro libre indirecto contra el infractor, a lanzar desde el punto de su posición ilegal al ejecutarlo".

Es decir, Velasco Ortega optó por la decisión que debería haber tomado en caso de que el Mairena hubiese fallado el disparo, pero no la que correspondía después de que el balón hubiese llegado al fondo de la red.

El presidente del Mairena, Juan Moreno, mostró ayer la intención de su directiva de impugnar el encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios