Fútbol l Cadetes

Golpes para la reflexión

  • Los técnicos del FB Bonares y el PMD Punta Umbría abogan porque la agresión a los jugadores condales replantee el papel del fútbol base · La Onubense actuará con mano dura contra los agresores

Comentarios 3

Golpes para la reflexión. La agresión a los futbolistas cadetes del Bonares ha removido la conciencia del deporte onubense. Ha sido un mazazo, físico y anímico, para los jóvenes jugadores, los familiares y los técnicos de los dos equipos implicados. Ellos tratan de invertir ahora la publicidad generada y aprovecharlo para demandar un profundo análisis de la situación actual del fútbol, el deporte e, incluso, la sociedad.

Los entrenadores del CD FB Bonares y el PMD Punta Umbría aún se encontraban ayer en estado casi de shock, superados por los hechos y la repercusión mediática generada en todo el país. Muchas entrevistas concedidas a todo tipo de medios de comunicación, pero en todas ellas, la misma invitación a la reflexión en todos los estamentos para evitar que vuelva a producirse un hecho semejante en torno al fútbol.

"Algo está fallando. Está claro. Nada de esto tiene sentido", se lamenta José Luis Domínguez, técnico del conjunto bonariego.

El entrenador del equipo agredido tiene claro que "nos tenemos que apretar las clavijas, en todos los estamentos, y tener claro que el deporte a estas edades es para el disfrute de los jóvenes".

José Luis Domínguez apunta al exceso de competitividad en los equipos de cantera como principal mal, para el que también entona el mea culpa como entrenador.

"Muchas veces se mira la clasificación y se habla de ganar los partidos cada semana de una forma competitiva como si estuviéramos en Primera División, pero eso no tiene sentido", afirma.

Su homólogo en el PMD Punta Umbría, al respecto, cree que los propios técnicos deben asumir con responsabilidad su tarea como educadores.

"Hay que contribuir a formarlos como personas antes, casi, que como jugadores", apunta Joaquín Mojica. "Pero esto no es sólo cosa del fútbol base -continúa- sinode la sociedad en general. Los chavales se están convirtiendo casi en delincuentes y cualquier hecho de estos ocurre en una plazoleta o en cualquier otro lugar, no sólo en un campo de fútbol. Nos ha tocado a nosotros, y aquí en Punta, pero podía haber pasado en cualquier sitio".

"Algo se tendrá que hacer porque esto se debe erradicar", pide Mojica, mientras su colega bonariego advierte que estas noticias "son un arma de doble filo, porque la gente se conciencia para que no se repita, pero otros creen que pueden conseguir publicidad a sus actos de esta forma".

"Llevo más de cinco años como entrenador en este club, y otros doce como jugador en categorías superiores, y nunca viví nada parecido. Fue una verdadera batalla campal", asegura José Luis Domínguez. Igual se expresa Mojica, que admite que quedó paralizado sin dar crédito a lo que ocurría, y después trató de apoyar anímicamente a los jóvenes condales.

El presidente de la Federación Onubense de Fútbol (FOF), Félix Pérez, aseguró, por su parte, que actuarán como acusación particular en la causa civil abierta con las denuncias, además de inhabilitar de por vida al futbolista que intervino: "Ese ya no vuelve a jugar al fútbol", aseguró.

La FOF pedirá a la Subdelegación del Gobierno la presencia de fuerzas de seguridad incluso en los partidos de fútbol base.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios